AGENCIA MÉXICO
28 de julio de 2017 / 11:57 a.m.

ESPECIAL.- Andrés García reveló que fue adicto por muchos años a una pastilla que utilizaba para poder soportar su extenuante ritmo de trabajo, sin saber que ese medicamento lo estaba matando.

“Cada vez que me empezaba a enojar me daban un pastilla, y se me quitaba el mal humor”, explicó el primer actor en entrevista para el programa Hoy.

García nunca imaginó los efectos que posteriormente le traería este remedio.

“Me estoy recuperando, estaba muy mal porque como tengo anemia que me tocó de las pastillas que me tomé hace ya como 30 años, que me provocaron leucemia, salí de la leucemia pero me dejo una anemia severa, por eso no me podían operar de la espalda, me hicieron seis transfusiones”, comentó.

El medicamento que ingería el actor es diagnosticado para pacientes con epilepsia y trastornos maniacodepresivos, mismo que dejó efectos secundarios en el organismo del histrión.

“De repente a los dos años ya no podía sostener un vaso, tenía que agarrarlo así (apoyándose con la otra mano), y me voy a Miami a hacerme un trabajo y una amiga me dice ‘oye, ya no tienes fuerzas’”, expresó.

El momento más difícil fue cuando se enteró que estaba a punto de morir por esta adicción.

“Me mandan los resultados (en Estados Unidos y me dicen) ‘tiene usted leucemia’, y me dieron 6 meses de vida. Llegue a México para hablar con el gastroenterólogo que era de mi papá, y dice ‘que bárbaro es que la leucemia avisa, pero aquí están los análisis, ¿has tomado pastillas, aspirinas?’, no (contesté), (pero me acordé) ahh una pastilla del mal humor”, señaló.

Por ahora, García sigue recuperándose de este padecimiento y de la operación de la cadera a la que fue sometido hace unos meses cuando sufría de fuertes dolores y había perdido casi por completo su movilidad.



jeem