REUTERS
14 de noviembre de 2016 / 09:30 a.m.

PARÍS.- La estrella del rock Sting encabezó el sábado un concierto en la sala Bataclan de París para celebrar la reapertura del lugar un año después de que tres militantes islamistas mataron a 90 personas en el peor ataque terrorista sufrido por Francia.

"No les olvidaremos [...] Esta noche debemos lograr dos cosas: primero, recordar a los que perdieron su vida en el ataque y después, celebrar la vida y la música en este lugar histórico", dijo el músico al comenzar su emotivo recital y pidió un minuto de silencio. 

El 13 de noviembre de 2015, los atacantes irrumpieron en la sala por la entrada principal y dispararon sus armas automáticas contra la multitud, que presenciaba un concierto de la banda de rock californiana Eagles of Death Metal.

Durante un asalto que duró más de dos horas, los atacantes ejecutaron a algunos de los presentes y tomaron a otros como rehenes. El ataque terminó cuando un militante fue abatido a tiros y los otros dos se suicidaron detonando los chalecos explosivos que llevaban puestos.

En ataques coordinados perpetrados esta misma noche, otros hombres armados atentaron contra varios cafés en París y un estadio de fútbol. En total, los militantes de Estado Islámico mataron a 130 personas.

Adrien, un sobreviviente que perdió a dos amigos aquella noche en Bataclan, dijo: "Estaba obligado a venir, para recordar a los que murieron aquí".

"Esta noche fue bonita. Iluminó el lugar y olvidamos nuestros miedos", dijo otro asistente al fin del concierto.

La recaudación del concierto será destinada a dos asociaciones que ayudan a los sobrevivientes de los ataques de París.

"Larga vida a Bataclan", dijo Sting al abandonar el escenario.