22 de febrero de 2013 / 06:49 p.m.

Buenos Aires.- Miles de argentinos conmemoraron hoy el primer aniversario de la tragedia ferroviaria en la cual murieron 51 personas en esta capital, en medio de fuertes críticas al gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

Las emotivas actividades de los sobrevivientes del choque y familiares de los fallecidos comenzaron por la mañana, en la estación Once, en donde el 22 de febrero de 2012, a las 08:32 de la mañana, un tren se estampó en el andén.

Durante estos 12 meses, los familiares lograron que la causa judicial avanzara, e incluso ya está por comenzar el juicio oral en el que serán enjuiciados 28 acusados, entre ellos funcionarios, empresarios y empleados ferroviarios.

Las víctimas han reclamado la falta de apoyo de la presidenta Fernández, quien dejó pasar varios días antes de lamentar la tragedia, a la cual se ha referido breve y ocasionalmente desde entonces.

"Para el gobierno, la tragedia no existió, la silencia en forma metódica", reiteró este viernes Paolo Menghini, padre de Lucas, un joven de 20 años que se convirtió en una víctima emblemática porque fue el último en ser encontrado.

Los familiares iniciaron una intensa jornada en la estación Once, ubicada en pleno centro de Buenos Aires, en donde montaron un mural y dejaron corazones de papel con los nombres de los fallecidos, a quienes les ofrendaron velas y flores.

Al mediodía, participaron en una misa en la Catedral Metropolitana, y por la tarde realizarán un acto multitudinario en la Plaza de Mayo.

En medio de todas estas actividades, el único que habló en nombre del gobierno fue el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien aclaró que los reclamos de justicia no deben hacerse al Ejecutivo, sino al poder Judicial.

Afirmó que el gobierno "colaborará para que la justicia llegue hasta las últimas consecuencias", pese a que están acusados ex funcionarios kirchneristas.

NOTIMEX