29 de agosto de 2013 / 07:27 p.m.

Sin embargo, el médico paquistaní Shakil Afridi deberá permanecer en la cárcel, ya que la justicia no ordenó su liberación, confirmó su defensa, citada por medios paquistaníes.

El director de la Administración de Peshawar, norte de Pakistán, anuló el fallo en primera instancia dictado en mayo de 2012 por un tribunal del distrito semiautónomo de Khyber y ordenó un nuevo juicio, precisó uno de sus abogados.

El director consideró que Afridi no tuvo derecho a una defensa justa durante su juicio, mientras su abogado consideró que el tribunal de Khyber se excedió en su autoridad al condenar a su cliente a una pena de cárcel tan larga.

El médico fue condenado en mayo de 2012 a 33 años de cárcel por "alta traición" por haber dirigido una falsa campaña de vacunación en Abbottabad, una ciudad a 100 kilómetros de Islamabad donde vivía Bin Laden con sus mujeres e hijos, para obtener su ADN.

La falsa campaña de vacunación organizada por la CIA permitió a los servicios estadunidenses confirmar la presencia de Bin Laden en Abbottabad y lanzar una operación militar el 2 de mayo de 2011, durante la cual un comando de élite asesinó al líder de Al Qaeda.

Poco después de la operación, el cirujano fue arrestado por los servicios secretos paquistaníes y durante su juicio negó pertenecer al grupo extremista Lashkar-e-Islam y haber estado al corriente de cuáles eran los verdaderos objetivos de la campaña de vacunación.

Sin embargo, el ex secretario estadunidense de Defensa, Leon Panetta, confirmó públicamente que Afridi trabajaba para la CIA, por lo cual fue considerado un traidor en Pakistán.

La sentencia de Afridi afectó aún más las relaciones entre Pakistán y Estados Unidos, que ya las autoridades paquistaníes consideraron el asalto estadunidense en Abbottabad, en el que mataron a Bin Laden, como una violación de su "soberanía nacional".

Notimex