31 de diciembre de 2013 / 11:23 p.m.

Texas.- Las autoridades federales se disponen a vender una residencia del sur de Texas confiscada a un miembro de alto rango de un cartel de narcotráfico mexicano.

El diario The Brownsville Herald (http://bit.ly/1dRTmAU ) informó que Erika Villarreal Mares, la ex esposa de Rafael Cárdenas Vela, renunció voluntariamente a cualquier derecho o interés en la propiedad de Brownsville. Las personas cuyos nombres aparecen en el título de propiedad fueron servidos con una orden de confiscación en enero y no expresaron resistencia. Después de la venta, más de 6.400 dólares serán pagados al condado Cameron por impuestos pendientes.

Cárdenas Vela, el sobrino de los cabecillas del Cartel del Golfo Osiel Cárdenas y Tony "Tony Tormenta" Cárdenas, se declaró culpable en marzo de conspirar para obtener con intención de traficar y de conspirar para importar cocaína y marihuana a Estados Unidos.

Cárdenas Vela ha cooperado con las autoridades y rindió testimonio en los tribunales contra otros miembros del cartel sobre quienes pende una serie de cargos.

AP