AGENCIAS
6 de julio de 2013 / 03:13 p.m.

El Cairo • Los islamistas llamaron anoche a continuar la movilización en todo Egipto, pese a que ayer la violencia causó la muerte de por lo menos 25 personas, "hasta que el presidente sea reintegrado a sus funciones".

"El partido saluda a los millones de egipcios que se movilizaron en todas las provincias de Egipto en enormes manifestaciones pacíficas para expresar su rechazo al brutal golpe de Estado militar y su (deseo de ver) el retorno del presidente Mohamed Mursi sus funciones constitucionales", indicó el Partido Libertad y Justicia (PLJ), a través e un comunicado.

El PLJ es la rama política de los Hermanos Musulmanes, afín a Mohamed Mursi, el mandatario derrocado el miércoles pasado por el ejército.

"El partido afirma que se mantendrá, con todos sus miembros y simpatizantes, junto con las multitudes en las plazas hasta que el presidente sea reintegrado a sus funciones", señaló, al tiempo que pidió a sus partidarios "respetar el carácter pacífico de las manifestaciones" y "no recurrir a la violencia".

Este llamado se produce en momentos en que la tensión es extrema entre los partidarios y los opositores de Mursi, que protagonizaron ayer, en todo el país, sangrientos enfrentamientos.

Por la noche, las fuerzas de seguridad arrestaron al influyente número dos de los Hermanos Musulmanes, Jairat Al Shater, última de una serie de medidas contra la cofradía, 300 de cuyos miembros tienen orden de arresto .

Al Shater está acusado de haber instigado al asesinato de manifestantes opositores frente a la sede de la cofradía, al igual que el guía espiritual del grupo, Mohamed Badía, que, sin embargo, apareció ayer en público para pronunciar un discurso en una protesta.

Por su parte, Mursi sigue detenido por el ejército, que nombró a Adli Mansur como presidente interino, quien en su primer decreto disolvió la asamblea legislativa, dominada por los islamistas.

Los enfrentamientos de ayer entre partidarios y opositores de Mursi, en particular en El Cairo y Alejandría, dejaron 19 muertos y cientos de heridos.

Dos personas murieron y otras 70 resultaron heridas en las inmediaciones de la plaza Tahrir, en El Cairo, donde se enfrentaron partidarios y opositores de Mursi, anunció la televisión estatal.

Por otra parte, la agencia de noticias oficial MENA informó que 12 personas habían muerto y 460 resultaron heridas en choques ocurridos en Alejandría entre partidarios y opositores de Mursi.

Un funcionario del centro médico en la ciudad costera precisó a la agencia que la mayoría de las muertes se debieron a disparos de balas y perdigones.

En Asiut (sur), otra persona murió en los choques, que causaron ahí 19 heridos, según la misma fuente.

Antes, durante el día, cuatro personas murieron por tiroteos con las fuerzas del orden frente a la sede de la guardia republicana, no lejos del palacio presidencial, en la capital egipcia.

Al mismo tiempo que seis miembros de las fuerzas de seguridad murieron en la inestable península del Sinaí (noreste), donde islamistas armados atacaron la gobernación, en la que izaron su bandera.