6 de agosto de 2013 / 06:04 p.m.

El Parlamento de Uganda aprobó hoy una ley que declara ilegal toda reunión, asamblea pública o manifestación que no cuente con la expresa autorización y el control de la policía.

La norma, llamada Ley de Gestión del Orden Público, fue aprobada gracias a la amplia mayoría que tiene el Movimiento de Resistencia Nacional, el partido del gobierno.

La oposición, que intentó impedir su tramitación sin éxito, ve esta iniciativa como un nuevo paso en la represión contra la disidencia.

Por el contrario, el ministro sin cartera Richard Todwong considera que es necesaria para prevenir las manifestaciones políticas alentadas por los partidos contrarios a todo lo que hace el gobierno.

La polémica ley fue planteada por primera vez en 2009, cuando la oposición intensificó su campaña civil contra el Movimiento de Resistencia Nacional.

Según la portavoz en Kampala de la organización Human Rights Watch, esta norma es "un golpe devastador para la libertad de expresión y asamblea en Uganda".

""Las manifestaciones ya se enfrentan a graves obstáculos, entre ellos el uso de fuego real contra personas inocentes, y con esta ley, cualquier concentración espontánea de más de tres personas será un acto criminal"", advierte.

Esta ley "insidiosa" está diseñada ""para intimidar a la sociedad civil y reducir el espacio político"", señala en un comunicado la directora adjunta de esta organización, Sarah Jackson, que considera que la iniciativa es ""totalmente inaceptable conforme al derecho internacional"".

EFE