NOTIMEX
24 de mayo de 2017 / 08:14 a.m.

MIAMI.- Ariana Grande regresó ayer a su casa en Boca Ratón, Florida, luego de su concierto el lunes en la ciudad británica de Manchester, donde un atentado dejó 22 muertos y 59 heridos.

La artista de 23 años, quien salió ilesa del ataque, llegó acompañada por su madre y su perro en un avión privado, y fue recibida por su familia y su novio, el rapero Mac Miller, informó el sitio de espectáculos E!

Miller le dio un gran abrazo y un beso a Ariana, de acuerdo con el sitio, que describió el encuentro como “muy emotivo” antes de que ambos abordaran un automóvil.

Una fuente cercana dijo a la revista People que Ariana está destrozada.

"Ama a sus fans y está absolutamente devastada... Ella no puede creer que esto sucedió, solo quiere estar con su familia y seres queridos ahora mismo", dijo.

Las víctimas del ataque identificadas hasta ahora incluyen a Saffie Rose Roussos, de 8 años, la más joven de las personas fallecidas por la explosión que reivindicó el grupo terrorista Estado Islámico. Muchos adolescentes están en la lista de víctimas.

Ariana Grande tiene programado actuar el jueves y el viernes próximo en la O2 Arena de Londres, pero el estado de esos espectáculos y el resto de la etapa europea de su gira de Dangerous Woman está en el limbo.