11 de mayo de 2013 / 01:08 a.m.

Río de Janeiro • Un total de 2,850 personas, entre ellas 384 menores de edad, fueron arrestadas en las últimas 24 horas en una operación especial lanzada por la Policía Civil del estado brasileño de Sao Paulo para combatir la criminalidad, informaron hoy fuentes oficiales.

De los arrestados, 829 fueron sorprendidos en flagrante por algún crimen y 96 eran presos que se habían fugado, según un boletín de la secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, con cerca de 42 millones de habitantes.

Entre los detenidos figuran varios acusados de homicidio, robo seguido de muerte, narcotráfico y asalto. Los policías cumplieron durante la jornada 1,369 órdenes de allanamiento e incautación en residencias y oficinas señaladas como locales utilizados por bandas criminales.

Según el balance de la secretaría, en las diferentes gestiones fueron incautados 424 vehículos, 111 armas de fuego, 91 kilos de mariguana, 48 kilos de cocaína y 15 kilos de crack. La policía también consiguió recuperar 123 vehículos robados.

La operación en Sao Paulo fue una de las más importantes realizadas por las autoridades y "movilizó 7,908 policías para cumplir órdenes de arresto de peligrosos criminales, fugitivos, homicidas y ladrones", aseguró el gobernador regional, Geraldo Alckmin, en una rueda de prensa.

La iniciativa fue lanzada, agregó el gobernador, "para sacar de las calles a peligrosos criminales". El jefe de la Policía Civil, comisario Luis Mauricio Blazeck, aseguró que la operación exigió 20 días de preparación y que la intención es repetirla periódicamente.

"Será algo rutinario pero no puedo decir la periodicidad porque se trata de una operación que requiere de análisis, estrategia y sigilo", afirmó. La operación realizada en Sao Paulo extendió una realizada el jueves en todo Brasil y que concluyó con 2,067 personas detenidas por diferentes crímenes, desde asesinatos, narcotráfico, robos o venta de productos pirateados.

La megaoperación nacional, bautizada como "PC 27", fue coordinada por el Consejo Nacional de los Jefes de Policía Civil, y contó con la participación de 4,610 agentes y 535 comisarios de los cuerpos de los 27 estados de Brasil.

EFE