25 de agosto de 2013 / 03:35 p.m.

 

Nueva Delhi, India • La policía arrestó el domingo al último de los cinco hombres buscados por la violación grupal de una reportera gráfica en Mumbai, y dijo que se presentarán cargos en breve en un caso que ha indignado a la población y desencadenado un debate sobre la seguridad de las mujeres en la India.

La víctima, una mujer de 22 años, dijo que estaba ansiosa por volver al trabajo después de ser atacada el jueves por la noche, cuando cinco hombres la violaron en repetidas ocasiones mientras su colega fue golpeado y atado en una fábrica textil abandonada en la capital financiera del país.

"La violación no es el final de la vida", dijo la mujer al diario The Times of India. Un comunicado del hospital Jaslok, donde la víctima ha estado desde el ataque, dijo que continuaban monitoreando su condición pero que estaba "mucho mejor", y que su familia la había visitado. La legislación de la India prohíbe identificar a las víctimas de violación por su nombre.

La policía arrestó al quinto sospechoso el domingo en Nueva Delhi, la capital del país, después de apresar a los otros cuatro en Mumbai.

"Vamos a presentar un acta de acusación completa pronto", dijo el comisionado de la policía de Mumbai, Satyapal Singh, asegurando que la policía tenía la evidencia necesaria para procesar a los sospechosos, incluyendo el testimonio de la víctima y muestras médicas tomadas en el hospital después del ataque.

Es raro que las víctimas de violación acudan a la policía o a un hospital inmediatamente después de ser violadas en la India, donde una arraigada cultura de la tolerancia a la violencia sexual provoca que muchos casos no sean declarados. A menudo las mujeres permanecen calladas debido a la presión social, o la policía no actúa en casos de ataque sexual, según los expertos, y quienes reportan casos suelen ser objeto de escarnio público o estigma social.

En diciembre la población de la India se sorprendió y avergonzó por la brutal violación grupal en Nueva Delhi de una estudiante de 23 años, quien murió dos semanas más tarde a consecuencia de las lesiones.

Bajo intensa presión, la policía actuó con rapidez en el caso de Mumbai para atrapar a los cinco sospechosos. El ministro del Interior RR Patil visitó a los investigadores en la comisaría de Mumbai el sábado por la noche, y el gobierno ha instado a que se imponga el castigo más duro a los culpables.

Los cinco sospechosos, incluyendo dos arrestados durante la noche y dos detenidos con anterioridad, podrían ser procesados ??bajo una estricta nueva ley que establece una pena máxima de prisión por violación de 20 años.

El mayor de los sospechosos tiene 25 años.

— AP