20 de septiembre de 2013 / 01:26 p.m.

Londres • Ocho personas han sido detenidas en Londres bajo sospecha de robar 1,3 millones de libras (unos 1,54 millones de euros) del banco Barclays tras hacerse con el control del sistema informático de una sucursal, informó hoy Scotland Yard.

La Policía señaló que los sospechosos, todos varones de entre 24 y 47 años, fueron arrestados el jueves y continúan bajo custodia policial en distintas comisarías.

Los ocho hombres son sospechosos de conspirar para robar al Barclays y de defraudar a bancos del Reino Unido.

"Los responsables de este delito pertenecen a una red criminal organizada sofisticada y resuelta, que empleó notables habilidades técnicas y experiencia criminal tradicional para infiltrarse y explotar sistemas bancarios seguros", dijo el inspector Mark Raymond.

Las detenciones han sido el resultado de una operación que empezó el pasado abril, cuando se denunció el robo de esos 1,3 millones de libras esterlinas de una sucursal del Barclays en el barrio londinense de Swiss Cottage.

La Policía descubrió al inspeccionar la oficina que se había instalado un interruptor de ratón, teclado y vídeo en un router 3G conectado con uno de los ordenadores, lo que permitía a los presuntos infractores el acceso remoto al sistema informático.

Se sospecha que uno de los delincuentes instaló el interruptor haciéndose pasar por un técnico que venía a arreglar las computadoras y que los ladrones transfirieron dinero a varias cuentas.

Los policías efectúan registros en varios domicilios de Londres, donde han confiscado dinero en efectivo, joyas, drogas, miles de tarjetas de crédito y documentos de identidad.

El pasado 12 de septiembre, otras doce personas fueron detenidas también en Londres en relación con un supuesto complot para acceder a los ordenadores del Banco Santander para cometer un robo.

Se cree que esos sospechosos intentaron acceder a distancia a la red de ordenadores de una sucursal de ese banco en Londres a través de un dispositivo adherido a otro ordenador, si bien no lograron llevarse ningún dinero.

 — EFE