13 de junio de 2013 / 11:49 p.m.

Nueva York, ONU • La Asamblea General de la ONU elegirá mañana como su nuevo presidente al embajador de Antigua y Barbuda, John Ashe, quien sucederá a partir de septiembre al serbio Vuk Jeremic.

La presidencia de la Asamblea General tiene un mandato de un año y es rotativa entre los diferentes grupos regionales del mundo, y en 2013 la rotación le corresponde al Grupo de Latinoamérica y el Caribe (Grulac).

El embajador antiguano, de 58 años, logró a finales de 2011 el respaldo unánime del Grulac para ser el candidato para el cargo, que una vez salga confirmado mañana ocupará a partir de septiembre, cuando comience el 68 periodo de sesiones de la Asamblea General.

Al ser un candidato de consenso no hará falta una votación, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, cuando el exministro de Exteriores serbio se impuso al embajador de Lituania ante la ONU, Dalius Cekuolis.

Jeremic, de 37 años, sustituyó el año pasado al catarí Nassir Abdulaziz Al-Nasser como presidente de la Asamblea General y a partir de septiembre cederá el testigo al embajador de Antigua y Barbuda.

Casado y con dos hijos, John Ashe está al frente de la Misión de su país ante la ONU desde mayo de 2004, y además es el actual embajador de Antigua y Barbuda ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El diplomático antiguano también ha formado parte de las juntas ejecutivas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), del Fondo de Población de la ONU (UNFPA) y del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La Asamblea General de Naciones Unidas es el órgano más representativo del sistema internacional debido a que incluye a todos sus países miembros, aunque sus resoluciones no son legalmente vinculantes.

EFE