AP
17 de mayo de 2017 / 08:26 a.m.

ILADELFIA.— Bill Cosby dijo que no espera testificar en su juicio por abuso sexual y dio a entender que el racismo “podría” estar detrás de las acusaciones en su contra.

Cosby también señaló que cree que las cerca de 60 mujeres que lo acusaron de abusos sexuales denunciaron solo después de que las primeras acusaciones presentadas hace una década fracasaran.

"Se están amontonando, por así decirlo, de una manera impresionante para hacer que la opinión pública se vaya al otro lado”, dijo Cosby.

El comediante habló con el locutor de SiriusXM Michael Smerconish en un segmento de 33 minutos el martes, a menos de una semana de que comience la selección del jurado para su juicio. Smerconish dijo en su página de Facebook que accedió a transmitir audio de la familia de Cosby "sólo si podía entrevistar a Bill Cosby". El programa incluyó cuatro minutos de las grabaciones de las declaraciones de dos de las hijas de Cosby y una entrevista que realizó una hija con él.

Cosby, quien cumple 80 años en julio, dijo que sus abogados no le permiten hablar sobre el caso penal, pero agregó que “nunca, nunca” ha perdido el apoyo de su esposa Camille, con quien ha estado casado por más de 50 años.

Su hija Ensa Cosby dijo que cree que el “racismo ha tenido un papel” en las acusaciones contra su padre. Al pedirle que respondiera Bill Cosby dijo que "podría ser".

Otra hija, Erinn, dijo que su padre ha sido condenado “injusta y cruelmente” en la corte de la opinión pública.

"Al igual que con la cruel historia de nuestra gente, el sistema legal y las protecciones de la ley no parecen existir para él ahora”, mencionó Erinn Cosby.

Cosby dijo que su salud es en general buena, pero que el glaucoma lo ha dejado ciego de acuerdo a la ley. Agregó que no hizo la entrevista para tratar de influir al jurado.

“No se puede tener al jurado en la mira”, expresó.

El jurado será elegido a partir del lunes en Pittsburgh, después permanecerá aislado a unos 482 kilómetros de donde se realizará el juicio en un suburbio de Filadelfia. Se espera que el juicio dure unas dos semanas.

Cosby explicó que no quiere testificar porque teme que al tratar de dar una respuesta honesta abra “una lata” mientras sus abogados pasan por trabajos en el juicio. También dijo que cree que hay más de dos lados de cada historia.

Cosby terminó la entrevista con una cita a la feminista Gloria Steinem y dijo que esperaba disfrutar nuevamente de “la risa y el placer” de escribir y presentarse en un escenario.

"Después quiero tomar otras cosas y llevarlo a salones, iglesias, etc., para dar lo que siento que puede ser motivador e informativo además de impulsar a la gente a lograr cambios en ellos mismos”, dijo.

Cosby está acusado de drogar y abusar de Andrea Constand en su casa en 2004, cuando ella era empleada de la Universidad Temple. Se ha declarado inocente y continúa libre tras pagar una fianza de 1 millón de dólares. Cosby llegó a un acuerdo en la demanda civil de Constand en 2006 por una cantidad de dinero no revelada. Sus declaraciones en ese juicio se hicieron públicas en 2015.

En esas declaraciones Cosby dijo tener relaciones sexuales con varias mujeres jóvenes algunas de las cuales afirmaban haber sido abusadas por él después de que les diera drogas o alcohol. Se espera que algunas de sus declaraciones se presenten en el juicio que está por comenzar. El juez permitirá a otra acusadora testificar para la fiscalía y dijo que los fiscales pueden hacer referencia al testimonio de Cosby sobre obtener metacualona en la década de 1970 para dárselo a mujeres antes de tener sexo.