NOTIMEX
7 de junio de 2017 / 08:36 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Julián Gil reconoce que se encuentra cansado y agobiado tras la batalla legal que se ha desatado con su ex pareja Marjorie de Sousa por la custodia del hijo de ambos, por lo que considera que ha llegado la hora de defenderse de las calumnias y mentiras que a través de redes sociales también se han expuesto.

El actor reconoció que él desde que se presentó esta situación con su ex pareja De Sousa más que acusar o descalificar ha mostrado evidencias contundentes, por lo que pide a la venezolana haga lo mismo.

"Si me va acusar de algo lo correcto es que ponga los mensajes completos", dijo.

Esto Gil lo señaló luego de que hace unos días a través de las redes sociales De Sousa y él nuevamente se enfrascaran en una difícil situación tras darse a conocer que el pequeño Matías sufrió un episodio de asfixia a causa del reflujo que padece.

Según el actor argentino su ex pareja no le informó de lo sucedido, sino que él tuvo que enterarse por los medios de comunicación.

"Hasta el día de hoy he tratado de ser un caballero porque es lo que se merece pero de alguna manera me tengo que defender de tantas mentiras y acusaciones", mencionó el actor, al señalar que está cansado y agobiado de tantas acusaciones.

Aunque el silencio ha sido su mejor arma, explicó que esta situación no solo lo perjudica a él sino también a toda su familia.

"Cuando esto pasa el silencio ya no es válido", expresó.

Destacó que sus hijos, producto de otras relaciones, lo apoyan porque saben cómo es él,

"Mi hija Nicolle ha sido una guerrera, pero también le ha afectado mucho todo esto", comentó.

Compartió que las acusaciones que le hacen, donde dicen que es alcohólico y adicto se las deben probar.

"No se que piense ella, habría que preguntarle", señaló el galán de telenovelas, quien este miércoles acudirá al juzgado, debido a que se presume que existe otra demanda a su persona, aunque desconoce la causa.

"Yo mismo iré a notificarme, porque no sé de qué se trata ahora", agregó el argentino, quien un tanto molesto recalcó que la abogada de su expareja ha tratado por todos los medios de empañar su imagen lo cual no ha podido pues él no tiene nada que ocultar.

Referente al encuentro de su familia con su hijo Matías, Gil expresó que aún no lo conocen, aunque espera que el juez acepte que puedan estar con él durante la visita que tiene permitida por una hora todos los viernes.

Finalmente Gil señaló que él desde que inició esta batalla solo ha pedido una pensión justa y que se le permita ver a Matías de una manera saludable.

Por lo que tampoco peleará la potestad del menor, pues considera que Matías debe estar con su madre.



jeem