MELISA GARZA FUENTES | @MELGARZAFUENTES
8 de diciembre de 2016 / 10:45 a.m.

ESPECIAL.- Hoy ya son 36 años desde la partida de John Lennon tras haber sido víctima de un fanático. 

La noticia conmocionó al mundo entero no solo por que el ídolo de millones se iba, sino por la manera en la que esto sucedió. 

¿Cómo pasó?

Mark David Chapman, un eufórico seguidor del músico, lo esperaba afuera de su casa para pedirle un autógrafo... pero sus intenciones no eran solo esas.

Tras un primer encuentro, Chapman logró dar con Lennon; le estrechó la mano y le pidió que firmara una copia de su álbum Double Fantasy. El ‘beatle’ autografió y se retiró junto a Yoko Ono hacia una sesión de grabación en Record Plant Studios.

La noche de ese mismo día ya había llegado. Alrededor de las 22:49 horas, Lennon arribó a su residencia, y Chapman aún se encontraba ahí esperando el momento perfecto. Al ver a su ídolo bajar de la limusina, Chapman le disparó cinco veces con un revólver calibre .38 Special. Cuatro de las balas impactaron la espalda del cantante y en su hombro izquierdo.

Miembros del Departamento de Policía de Nueva York acudieron a su auxilio. Lo trasladaron al Hospital Roosevelt mientras Chapman se quedó en la escena del crimen leyendo una copia del libro ‘The Catcher in the Rye’. Posteriormente fue arrestado sin problema alguno.

A las 23:15 horas, Lennon murió.

Según se describe en el certificado de defunción, la causa de su deceso fue “Heridas múltiples en el hombro izquierdo y pecho; pulmón izquierdo y arteria subclavia izquierda; hemorragia externa e interna. Shock".

¿Por qué no hay fotos del funeral?

Al día siguiente de la muerte de Lennon, Yoko Ono emitió una declaración: “No hay funeral para John”.

La artista únicamente pidió que, tal como él lo hacía, sus seguidores amaran y rezaran por la raza humana.

El cuerpo de Lennon fue incinerado en el Cementerio Ferncliff, en Hartsdale, Nueva York. Posteriormente Ono se encargó de esparcir sus cenizas en Central Park, y fue ahí donde años más tarde se creó el monumento conmemorativo Strawberry Fields.

En cuanto a Chapman...

El fanático de Lennon fue declarado culpable por asesinato en segundo grado y condenado a cadena perpetua en prisión. Él tuvo la posibilidad de conseguir la libertad condicional luego de 20 años de reclusión, pero hasta el momento ésta le ha sido negada.