AP
27 de febrero de 2017 / 08:38 a.m.

LOS ÁNGELES.— El contexto político puso a El viajante en el candelero y solidificó su triunfo en los Oscar en la categoría de mejor película en lengua extranjera.

La astronauta iraní Anousheh Ansari recibió el galardón a nombre del director Asghar Farhadi, quien no asistió a la ceremonia en protesta por la prohibición del presidente Donald Trump a los viajeros de siete países de mayoría musulma.

"Lamento no estar con ustedes esta noche. Mi ausencia es por respeto a la gente de mi país y a aquellos de las otras seis naciones que han sido ofendidas por la ley inhumana que prohíbe la entrada de inmigrantes a Estados Unidos", leyó Ansari de un comunicado del director.

Firouz Naderi, un iraní exdirector de la NASA, estuvo de pie junto a Ansari mientras ésta leía las palabras de Farhadi.

Es el segundo Oscar para Farhadi y para Irán. El director ganó el premio en 2012 por "Una separación", pero el contexto que rodea su triunfo actual es completamente diferente.

Su película, sobre una pareja que interpreta la obra de teatro de Arthur Miller Muerte de un Viajante, casi no generó comentarios hace unos meses y parecía superada por la popular comedia alemana de Maren Ade Toni Erdmann. Pero se convirtió en el grito de batalla de los derechos de los inmigrantes luego que el presidente Trump instaurara su prohibición.

La medida no solo hizo que Farhadi anunciara que no asistiría a la ceremonia, también generó una muestra sin precedentes de solidaridad entre los seis directores nominados en la categoría.

Dos días antes de los Oscar, los directores emitieron un comunicado conjunto en el que condenaron el clima de "fanatismo" en Estados Unidos. Señalaron que sin importar quién ganara, el premio estaría dedicado a la gente que trabaja para impulsar "la unidad y el diálogo".

"Dividir el mundo en categorías de 'nosotros' y 'los enemigos' crea miedo", leyó Ansari del comunicado de Farhadi, que concluyó con una apasionada defensa del poder del cine para crear empatía "entre nosotros y los otros, la empatía que necesitamos ahora".

Tras bambalinas, Naderi dijo que Farhadi podría haber elegido a cualquier iraní prominente para representarlo en los Oscar, pero que escogió a dos científicos que se especializan en el espacio porque "si te alejas de la tierra y la ves, no ves las fronteras ni los límites".