EFE
12 de noviembre de 2013 / 10:28 p.m.

 Buenos Aires.- Otras dos iglesias fueron profanadas en los últimos días en Argentina, que ha registrado al menos cinco actos vandálicos contra templos religiosos en menos de dos meses, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.Atacantes anónimos causaron destrozos materiales e intentaron prender fuego a la iglesia Metodista de Buenos Aires."Lo más importante que dañaron fue un órgano de 1832 del que destrozaron y pisotearon siete tubos", aseguró a Efe Eduardo Mariani, pastor a cargo de este templo centenario.Mariani explicó que los delincuentes "armaron tres focos de incendio" con maderas que arrancaron del piso y papeles que amontonaron en la pila bautismal y en la base del órgano, pero "que felizmente no los lograron encender porque se asustaron o algo pasó"."Realizaron símbolos de discriminación religiosa muy claros: la cruz invertida en el altar, las sillas donde habitualmente se sientan los que dirigen la misa estaban patas arriba, el mástil de la bandera argentina estaba desarmado y tiraron la bandera arriba del púlpito", detalló el pastor."Es evidente que hay grupos pequeños que están en contra de lo religioso porque no es una cuestión que nos está pasando sólo a los metodistas", declaró Mariani, quien aseguró no saber todavía lo que costará reparar los daños.El pasado fin de semana también fue profanada la iglesia de San Antonio de Padua en la ciudad cordobesa de Capilla del Monte, unos 700 kilómetros al oeste de la capital argentina.Los atacantes prendieron fuego a las puertas y a un confesionario del templo, destruyeron un altar dedicado a la Virgen, rompieron una figura de Cristo y robaron distintas imágenes de santos.Desde la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) repudiaron hoy los hechos delictivos sufridos por las iglesias, sin distinción de la religión que se practique en ellas."Esto es un espiral preocupante que se debe al desconcierto que se vive a nivel general en la sociedad. Hay una influencia para que haya un pensamiento único y no se soporta ni respeta otras maneras de pensar, lo cual es muy triste", dijo a Efe Rubén Proietti, presidente de Aciera.En los últimos 45 días, otras tres iglesias fueron víctimas de hechos vandálicos en las ciudades de Mar del Plata, Rosario y Buenos Aires.El caso más resonante fue el protagonizado por alumnos del prestigioso Colegio Nacional Buenos Aires en la iglesia de San Ignacio de Loyola, la más antigua de la ciudad, en la que escribieron consignas antirreligiosas y causaron destrozos.