24 de abril de 2013 / 01:29 p.m.

Pekín • Un enfrentamiento entre policía y civiles que atacaron una comisaría en la región autónoma de Xinjiang, en el noroeste de China, causó 21 muertos, informaron hoy medios de esa zona, en la que actúan varios grupos independentistas uigures.

Los ataques, confirmados por la agencia oficial Xinhua, aunque ésta no detalló el número de víctimas, ocurrieron ayer, martes, por la tarde en la comarca de Maralbexi, cerca de la ciudad de Kashgar, principal ciudad de la cultura uigur.

Según publican algunos medios locales como "Tianshan", al parecer una comisaría de policía fue atacada en el pueblo de Bachu, en la citada comarca, si bien se desconoce el motivo de este enfrentamiento.

Las primeras informaciones apuntan que 21 personas han fallecido, entre ellos, quince policías o funcionarios, mientras que dos personas resultaron heridas. Según esta publicación, ocho personas han sido arrestadas por el momento.

El 5 de julio de 2009, protestas de uigures en las principales calles de Urumqi, la capital regional, se tornaron en violentos ataques contra inmigrantes chinos de la etnia han (mayoritaria en el país), unas revueltas en las que murieron cerca de 200 personas y a las que siguieron en días posteriores ataques de los han a los uigures en represalia.

Tras estas revueltas, el peor conflicto étnico en China de las últimas décadas, el gobierno bloqueó el acceso a Internet, las llamadas telefónicas internacionales y la mensajería por móvil, argumentando que con ello intentaba garantizar la seguridad y evitar la propagación de la violencia.

Xinjiang, junto al Tíbet, es uno de los polvorines étnicos del oeste de China, habitado por numerosas etnias de religión musulmana emparentadas con los pueblos de Asia Central, como los uigures, la principal minoría étnica de la región.

EFE