EFE
23 de junio de 2013 / 04:09 p.m.

Nairobi • Al menos diez personas murieron hoy y un número indeterminado resultaron heridas a consecuencia de un ataque con granadas en el distrito keniano de Mandera, en el extremo noreste del país.

El ataque se produjo con un lanzagranadas, cuyo proyectil alcanzó un campo de desplazados por los recientes enfrentamientos entre los clanes Degodia y Gareh, que en tres días se han cobrado una veintena de vidas, informó hoy el diario local "The Standard".

Fuentes policiales citadas por el rotativo keniano indicaron que el suceso se produjo cuando los habitantes se reunían con las autoridades locales, quienes solicitaban el mantenimiento de la paz en la región.

"Se trata de luchas entre clanes y sólo los locales, que se conocen, las pueden arreglar. Los líderes (autóctonos) saben los problemas que hay", aseguró un policía citado en el anonimato.

Por el momento no se han producido detenciones relacionadas con el suceso.

El ataque de hoy llega tras los sucedidos el pasado viernes por la noche, en los que un asalto armado y la violenta respuesta a éste dejaron nueve muertos en las luchas entre los habitantes del distrito de Mandera, fronterizo con Somalia, y el de Wajir.

En los últimos tres meses, se han registrado otros ataques similares en la región.