23 de junio de 2013 / 10:25 p.m.

Irak — Al menos 11 personas murieron el domingo en el norte y el centro de Irak en tiroteos y ataques suicidas.

Los incidentes son los más recientes en una ola de violencia que ha costado más de 2.000 vidas desde el inicio de abril. Milicias extremistas, aprovechando el descontento con el gobierno de mayoría chií, parecer haber ganado fuerza en partes del norte y el centro de Irak.

El comandante de la 12da división del ejército, general de brigada Mohammed Khalaf, dijo que un ataque contra la estación de policía cerca de la ciudad de Hawija comenzó cuando insurgentes dispararon contra los guardias. Seguidamente, un atacante suicida hizo estallar su cinturón de explosivos en la recepción y otro arremetió su vehículo contra el edificio, dijo Khalaf. Tres policías murieron y cinco resultaron heridos.

Hawija, un antiguo bastión de las milicias, está unos 240 kilómetros (150 millas) al norte de Bagdad. La ciudad, predominantemente suní, y sus alrededores han estado tensas desde abril, cuando fuerzas de seguridad lanzaron una violenta batida contra una protesta suní con un saldo de 23 muertos, entre ellos tres soldados.

En la vecina ciudad de Tuz Khormato, 210 kilómetros (130 millas) al norte de Bagdad, dos coches bomba estallaron en las primeras horas de la mañana en un área residencial, matando a un civil e hiriendo a otras 27, dijo un policía.

También el domingo, un mortero impactó un motel en el centro de Bagdad, con un saldo de tres civiles muertos y nueve heridos, dijo la policía.

Por la noche, individuos con armas con silenciador dispararon contra un grupo de personas paradas en la calle en el barrio capitalino de Kahira, matando a cuatro de ellas e hiriendo a dos, dijeron las autoridades.

Qahira fue escenario de un violento ataque suicida contra una mezquita la semana pasada, hecho en el que murieron 34 personas.

Dos funcionarios médicos confirmaron la cifra de muertos y heridos. Todos los funcionarios hablaron a condición de no ser identificados.

(AP)