30 de agosto de 2013 / 03:49 p.m.

Madrid • La red extremista Al Qaeda en Irak se atribuyó la cadena de atentados en Bagdad que dejaron decenas de muertos y cientos de heridos en represión por la ejecución de prisioneros sunitas, la minoría musulmana en ese país árabe.

En un documento distribuido en los sitios tradicionales que utilizan los grupos extremistas islámicos en internet, el Estado Islámico en Irak y Levante (ISIL) señaló que "vengó la sangre de sus hermanos".

El texto se dio a conocer cuando el jefe del Consejo Provincial de Babel, Raad Hamza al-Jobouri, anunció que "tenemos información de inteligencia sobre la intención de Al-Qaeda y otros grupos armados para realizar ataques contra los servicios vitales en la ciudad de Hilla."

"Las amenazas son consideradas seriamente por el gobierno local y fueron examinadas por un comité supremo de seguridad para establecer un plan para proteger a estos servicios", señaló Al-Jobouri al servicio de noticias IraqiNews.com.

"Hemos dado instrucciones a los Servicios de Protección de Instalaciones y a la policía para garantizar la protección en la ciudad", concluyó.

Los ataques llevados a cabo el pasado miércoles arrojaron un saldo de 75 personas muertas y más de 200 heridas, mientras este jueves otro atentado cobró la vida de 27 civiles en las afueras de la capital iraquí.

Los 17 sunitas fueron ejecutados este mes tras haber sido condenados a muerte acusados de delitos relacionados con el terrorismo.

Cientos de personas han muerto en ataques en todo Irak en las últimas semanas en la peor ola de violencia sectaria en el país durante al menos cinco años.

 — NOTIMEX