26 de marzo de 2013 / 07:26 p.m.

Nueva York • El embargo de activos que supuestamente pertenecen a miembros del narcotráfico y del crimen organizado en México ha aumentado en Estados Unidos en los últimos años, apuntó hoy The Wall Street Journal (WSJ).

El diario indicó que la compra de activos de supuestos criminales mexicanos en Estados Unidos va al alza debido a cambios legales en México en 2010 y 2012, que dificultan depositar dólares en bancos de ese país o comprar autos, joyas y artículos de lujo en efectivo.

"Más dólares de la venta de droga y otros crímenes, tales como contrabando de personas, están siendo lavados al norte de la frontera", explicó el supervisor de la unidad de investigación del Departamento de Seguridad Interna, Rexford Setzer.

La nota aclaró que no hay datos completos sobre la actividad del lavado de dinero de organizaciones del crimen organizado en México en Estados Unidos, pero que fiscales federales y estatales han respondido con demandas civiles en Texas y otros estados con el fin de incautar propiedades.

Los bienes embargados incluyen automóviles de lujo, joyas y aviones, además de caballos pura sangre y bienes raíces.

El periódico explicó que en los casos de embargos federales, el gobierno sólo debe mostrar una evidencia mucho más débil de la que tendría que producir en casos criminales para probar que el activo está conectado al crimen organizado.

Asimismo, las agencias encargadas de las incautaciones comparten parte de las ganancias de las ventas de los activos embargados, por lo que algunos abogados critican la medida.

El diario citó el caso de un condominio en la playa de Texas embargado supuestamente al ex gobernador del estado de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, valuado en 640 mil dólares.

Al ex funcionario mexicano, que ha negado poseer tal propiedad, no se le han presentado cargos criminales.

NOTIMEX