12 de agosto de 2013 / 02:49 p.m.

 

La superficie arrasada por los incendios registrados desde ayer en las provincias de Lugo y Ourense, Galicia, noroeste de España, es ya de unas 300 hectáreas, informó hoy el gobierno de esta comunidad autónoma.

En el caso de Ourense, el incendio sigue activo este lunes y está declarado nivel "uno" de emergencia, de modo preventivo, ante la proximidad de las llamas y el humo a las casas.

De hecho, algunos vecinos llegaron a ser desalojados de sus hogares aunque regresaron unas horas más tarde.

Ante la gravedad de los acontecimientos, la consejera de Medio Rural y del Mar de la comunidad gallega, Rosa Quintana, se desplazó la noche del domingo al lugar del incendio para seguir los avances del dispositivo de extinción.

En estos trabajos participaron hasta ahora, técnicos, 14 agentes forestales, 36 brigadas, 19 motobombas, ocho helicópteros y ocho aviones.

También, desde primeras horas de la noche trabajan integrantes de la Unidad Militar de Emergencia de España (UME) para apagar las llamas.

El Gobierno de Galicia se felicitó que uno de los fuegos iniciados, el de Oímbra, en la provincia de Ourense, quedó "totalmente extinguido" a medianoche tras calcinar más de 20 hectáreas.

Se espera que para las próximas horas, los equipos de emergencia continúen con las labores de trabajo para eliminar las llamas y que no afecte a más zonas de esta área del norte de España.

Notimex