12 de diciembre de 2013 / 06:45 p.m.

WASHINGTON.- El número de personas que solicitó apoyo por desempleo en Estados Unidos se elevó en 68.000 durante la semana pasada para llegar a 368.000 ajustado por estacionalidad, el mayor incremento en más de un año.

De mantenerse, el aumento en las solicitudes de primera vez podría ser un signo preocupante. Pero es probable que refleje los ajustes tras las fechas festivas del Día de Acción de Gracias.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que el promedio de cuatro semanas, que es menos volátil, se elevó en 6.000 para llegar a 328.750, cantidad similar a la que se registraba antes de la recesión de 2008 y generalmente es un signo positivo de aumento en el número de empleos creados.

Las solicitudes han descendido en las semanas recientes hasta llegar a sus niveles más bajos, en parte debido a las festividades del Día de Acción de Gracias que puede haber distorsionado los ajustes estacionales del gobierno. Los economistas creen que el aumento de la demanda de esta semana fue una dosis de rendimiento.

"Lo que sube en ajustes estacionales un mes, baja en el siguiente, a eso se debe el número de hoy", dijo Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

Las solicitudes de apoyo por desempleo son una aproximación a la cantidad de despidos. Un descenso sostenido durante el año pasado sugiere que menos personas han perdido sus empleos. Los economistas revisarán las cifras las próximas semanas para ver si esa tendencia se revierte, o si el aumento es temporal y se debe a los ajustes por temporada.

La reciente caída en despidos coincidió con el aumento en las contrataciones. La economía ha creado un promedio de 204.000 empleos al mes desde agosto hasta noviembre, cifra superior al promedio de 146.000 observado desde mayo a julio.

Los empleadores crearon 203.000 empleos el mes pasado y la tasa bajó al 7%, la más baja en cinco años, dijo el gobierno el viernes. Cuatro meses sólidos en términos de contrataciones han generado la esperanza de que 2014 será el año en que la economía regrese a la normalidad. Mientras más ciudadanos disponen de pagas regulares, el ingreso y el gasto en consumo se elevan. Cerca del 70% de la actividad económica depende del gasto de los consumidores.

No obstante, la tasa de desempleo se mantiene por encima de los promedios históricos del 5 y 6%, que históricamente se asocian a mercados de trabajo fuertes.

Por otra parte, el Departamento de Comercio informó el jueves que los consumidores aumentaron sus compras de automóviles, electrodomésticos y muebles, e hicieron más por internet, lo que demuestra que hay más confianza en la economía al principio de la temporada de fin de año.

Las ventas al por menor aumentaron el 0,7%, el mayor crecimiento en cinco meses. La cifra de octubre fue revisada a la alza y quedó en el 0,6%.

Dos meses de buenas ventas sugieren que la contratación estable anima a los ciudadanos a gastar más en esta temporada, especialmente en productos caros, lo que podría dar un impulso importante al crecimiento económico.

El informe del jueves sugiere que la "temporada de compras comenzó con una nota fuerte", dijo Paul Dales, economista en Capital Economics en un reporte a sus clientes.

El informe también muestra que los consumidores compraron más desde sus casas a través de la computadora el mes pasado y menos en tiendas tradicionales. Esas tendencias podrían explicar por qué muchas cadenas comerciales se dijeron decepcionadas de las ventas durante el feriado por el Día de Acción de Gracias, una de las fechas más importantes para las compras en el año.

Las ventas de autos aumentaron el 1,8%, las de muebles 1,2; y las de electrónicos y electrodomésticos lo hicieron en 1,1%. Excluyendo las volátiles categorías de autos, combustibles y materiales de construcción, las ventas tuvieron un sólido crecimiento de 0,5 en noviembre.

AP