ABELARDO LUZANÍA, ENVIADO | @ABELARDOLUZANIA
20 de August de 2016 / 12:00 AM

CIUDAD DE MÉXICO.- No cualquier actor acepta dar vida a Jesucristo, sin embargo, el brasileño Rodrigo Santoro sí, y superó con creces este reto.

En exclusiva, el reconocido actor de otras cintas como Los 33 o Focus, conversó acerca de la aventura que significo decir “sí” a este personaje que forma parte de la épica historia de Ben-Hur, cinta que estrenó su remake este fin de semana.

“Hubo miedo en un principio, no porque sintiera que no lo podía hacer, sino porque muchos lo han hecho y no entendía de qué forma podría dar mi propia versión. Traté de buscar la respuesta en cosas metafísicas, sin embargo, la respuesta fue muy simple y dije, por el simple hecho de querer hacerlo. Lo intenté y estoy contento con el resultado”, contó.

Para dar vida a este personaje, que aparece en forma de cameos a lo largo de la trama producida por Roma Downey, Santoro decidió romper con la historia que traía en su memoria referente a la figura que sus abuelos o la iglesia le habían contado durante su niñez.

“Eso me sirvió para poder empezar a entrar en el personaje porque era una forma de encontrarme frente a él en blanco. Ya estando en el set todo se dio de una forma más natural porque comencé a sentir esa luz y esa paz que transmitían sus palabras y su mirada”.

Al recordar el trabajo realizado por la producción que dio vida a esta nueva versión de la exitosa cinta de 1959, Rodrigo sonríe, pues antes de la primera exhibición en el cine, tuvo la oportunidad de ver antes que nadie su trabajo reflejado en la pantalla grande.

“Vi la cinta completa y no pude quedar más satisfecho con lo conseguido. Lo mágico del personaje es que logre verlo sin pensar que era yo el que estaba en la pantalla. Es un hombre tan grande en toda la extensión de la palabra que me resultaba increíble haber logrado eso. Estoy seguro de que en mi carrera habrá un antes y un después gracias a esta película”.

Además de Rodrigo Santoro, en este importante remake participan Jack Huston y Toby Kebbell, quienes dan vida a los hermanos que terminan convirtiéndose en rivales ante un imperio. En el papel del maestro que decide ayudar al esclavo Ben-Hur aparece Morgan Freeman, quien también reconoció el valor de esta magna producción para las nuevas generaciones.

“Esto nada tiene que ver con lo que está en el cine actualmente, es una historia realmente de amor, de perdón y de religión. El público debe de darse la oportunidad de poder ver esta historia que por décadas ha sido entrañable para quienes les ha tocado el corazón”, dijo el actor durante la alfombra roja realizada en la Ciudad de México.

Ben-Hur