17 de marzo de 2013 / 04:05 p.m.

El líder de los socialistas anunció que la ex mandataria, favorita en las encuestas, se presentará a las primarias de la coalición opositora de centro-izquierda para aspirar a gobernar de nuevo al país.

 Santiago de Chile • La ex mandataria de Chile Michelle Bachelet, que el viernes pasado anunció su renuncia a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y su regreso a su país, será proclamada candidata a las primarias presidenciales de la oposición el próximo 13 de abril.

Así lo anunció ayer Osvaldo Andrade, presidente del Partido Socialista (PS), quien confirmó además que la ex mandataria, favorita de las encuestas para las presidenciales del próximo noviembre, llegará a Chile “antes del 31 de marzo”.

“Una vez ahí, Bachelet emitirá un pronunciamiento sobre su disponibilidad para ser candidata”, añadió el dirigente socialista, en declaraciones al Canal 24 horas.

La proclamación a las primarias, informó Andrade, la harán conjuntamente el PS y el Partido por la Democracia (PPD), integrantes de la Concertación, la coalición de centroizquierda que ya convirtió a Bachelet en la primera mujer presidenta de Chile (2006-2010).

Andrade precisó que el 12 de abril el PS y el PPD procederán por separado, “como lo establece la ley”, a formalizar la inscripción de sus candidatos a las primarias a realizarse el 30 de junio próximo, “y el día 13 tenemos previsto hacer un acto conjunto de proclamación de Michelle Bachelet”, a la que ambas formaciones han señalado desde hace tiempo como su abanderada.

El dirigente socialista subrayó, sin embargo, que habrá primarias de la oposición “sí o sí”.

“Están asustados”

En otras declaraciones, a radio Cooperativa, Andrade subrayó que Michel Bachelet “es la esperanza de mucha gente en este país” y aseguró que la ex presidenta enfrentará “todos los debates que sean necesarios” y remarcó que la derecha oficialista “está asustada” por la adhesión popular que ella tiene.

“Están asustados, la derecha está aterrada con el retorno de Bachelet porque entienden, saben y constatan como lo hace el resto de las personas en este país, que ella goza de un prestigio, una adhesión ciudadana y de una connotación en la sociedad que es inmensa”, precisó.

“Bachelet se ha transformado en una figura mundial y eso enorgullece a los chilenos”, indicó.

Frente a los emplazamientos que el oficialismo ha hecho a Bachelet desde que se confirmó su regreso con respecto a un supuesto mal desempeño de su gobierno y de los errores cometidos en el terremoto del 27 de febrero de 2010, entre otros asuntos, Andrade dijo que la derecha “no tiene cara para pedir explicaciones a nadie”.

En las primarias de la oposición, el 30 de junio, Bachelet debería enfrentarse eventualmente al demócrata cristiano Claudio Orrego, al independiente Andrés Velasco, que fue su ministro de Hacienda y al senador José Antonio Gómez, precandidato del Partido Radical Socialdemócrata.

En la misma fecha deberían celebrarse las primarias de la derecha, entre Laurence Golborne, ex ministro de Obras Públicas del presidente Sebastián Piñera, apoyado por la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Andrés Allamand, ex ministro de Defensa y abanderado de Renovación Nacional (RN), el partido de Piñera.

El actual mandatario se sumó ayer a los ataques contra Bachelet al sostener, en una rueda de prensa, que la ex mandataria encontrará a su regreso “un país mejor que el que dejó”.

Durante su gobierno, argumentó Sebastián Piñera, “ha mejorado el crecimiento económico, el emprendimiento y ha disminuido el desempleo”. El mandatario conservador afirmó que la coalición que apoya a Bachelet “sólo la aglutina su ambición por el poder”.

En la administración de Bachelet “la economía crecía muy poco, el emprendimiento no agarraba vuelo y había cesantía”, aseguró Piñera, y aventuró que cuando comience a recorrer Chile, la ex mandataria “va a advertir que muchas promesas que se efectuaron durante los gobiernos de la Concertación se concretaron en este gobierno”.

“Quizás lo único que Bachelet va a encontrar igual es la alicaída y desgastada Concertación, que es precisamente la combinación política que va a apoyar su candidatura junto con el Partido Comunista”, apostilló.

Bachelet anunció su decisión de renunciar a ONU Mujeres, organismo fundado en 2010 para impulsar la igualdad de género y del cual la chilena fue la primera directora ejecutiva.

“RENDIR CUENTAS”

tLos precandidatos presidenciales chilenos preparan ya sus estrategias para enfrentar a la ex mandataria Michelle Bachelet, quien el viernes renunció a su cargo en Naciones Unidas para regresar a Chile.

La estrategia del oficialismo, según analistas políticos, será que la ex mandataria “rinda cuentas” ante el país en temas como el sistema de transporte público Transantiago, que comenzó a funcionar en 2007 y que aún genera problemas para los capitalinos.

También será cuestionada por las políticas públicas de su gobierno en educación y se le “conminará” a que se refiera a la contingencia política y deje atrás su “estrategia del silencio”, en alusión a que Bachelet no se ha pronunciado respecto a temas de la actualidad.

Además, la derecha gobernante se referirá a Bachelet como la representante de la “antigua” Concertación y está a la espera de un eventual pacto electoral de la coalición de centro-izquierda con el opositor Partido Comunista.

Bachelet goza de una popularidad del 53 por ciento y es mencionada por la mayoría de los chilenos como la próxima presidenta del país.

AGENCIAS