20 de enero de 2013 / 07:13 p.m.

Celebra a Martin Luther King. Acude a escuela en barrio de alto nivel de pobreza por el “día de trabajo voluntario”.

 

Washington.- Con un "día de trabajo voluntario", comenzaron ayer en Estados Unidos los festejos por la segunda asunción de Barack Obama como presidente.

En todo el país, los ciudadanos fueron convocados a realizar trabajos comunitarios. Obama y la primera dama, Michelle, acudieron a una escuela primaria en uno de los barrios más pobres de la ciudad y ayudaron a pintar libreros.

Se prevé que antes del mediodía de hoy, Obama jure el cargo en una ceremonia privada en la Casa Blanca. Oficialmente, lo hará mañana en las escaleras del Capitolio.

La razón de esta doble ceremonia es que el 20 de enero, día previsto para la asunción de los presidentes en Estados Unidos, cae esta vez en día de descanso. Desde 1821 es tradición que en esos casos la ceremonia oficial se traslade al día posterior.

En total, se espera que hasta 800 mil personas acudan a la capital para estos días. Eso es aproximadamente la mitad de la cantidad de gente que asistió a la primera asunción de Obama hace cuatro años.

En 2009, Obama instauró el "día del trabajo voluntario" como parte de los festejo en recuerdo al nacimiento de Martin Luther King, defensor de los derechos civiles de los afroamericanos, que es honrado con un feriado nacional el tercer lunes de enero.

Hace cuatro años también realizó un trabajo con pintura. En aquel entonces ayudó a pintar un centro para personas sin techo.

Tras su triunfo electoral ante el republicano Mitt Romney en noviembre, Obama asume su segundo mandato con sólidos valores de apoyo en las encuestas.

Según un sondeo del diario New York Times y CBS News, 51 por ciento de los ciudadanos consideran que es buena la manera en que el demócrata cumple con sus tareas. Bill Clinton y Ronald Reagan, que también cumplieron dos mandatos, lo superaron.

El demócrata Clinton llegó en su momento al segundo mandato con 60 por ciento de apoyo, mientras que el republicano Reagan lo hizo con 62 por ciento.

Obama enfrenta grandes desafíos; debe intentar imponer en el Congreso controvertidas propuestas para endurecer las leyes sobre posesión de armas en EU como consecuencia de la masacre en la escuela de Newton.

Además, lo espera una nueva ronda de negociaciones con los republicanos en torno al programa de ajustes para reducir el déficit presupuestal.

VATICANO CONTRA LAS ARMAS

Las iniciativas anunciadas por Estados Unidos para reducir el uso de armas son "un paso en la dirección justa", consideró ayer el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, pero advirtió que aún son insuficientes.En un comentario editorial, el también director de la Radio Vaticana aseguró que, según diversas estimaciones, los estadunidenses poseen en la actualidad cerca de 300 millones de armas de fuego.

"Ninguno puede ilusionarse que baste limitar el número y el uso para impedir en el futuro tragedias horrendas como la de Newtown, que conmocionó la conciencia mundial y otras. Y lo peor sería contentarse sólo con las palabras", dijo. Lombardi reconoció que si bien las masacres han sido cometidas por personas desequilibradas y presas del odio, no existen dudas sobre los instrumentos con los cuales fueron perpetradas: las armas. El portavoz también advirtió que "es necesario crecimiento civil y moral".

NOTIMEX