16 de mayo de 2013 / 02:34 p.m.

Médicos de la suroccidental ciudad siria de Araqueb afirmaron a la BBC que el pasado mes de abril recibieron a ocho pacientes con problemas respiratorios, cuyo origen pudo haber sido el empleo de armas químicas.

Los médicos precisaron que los síntomas incluían vómitos, pupilas dilatadas, y poco después de su ingreso, una mujer de nombre Maryam Khatib murió.

El hijo de Khatib, Muhoammed, quien la ayudó en los primeros minutos, dijo que se encontró con un olor sofocante que impedía la respiración y la visión, síntoma éste último que le duró por tres o cuatro días.

Por su parte uno de los médicos de Khatib dijo que sus síntomas correspondían a envenenamiento por organofosfato, del cual se habían tomado muestras para su análisis.

El reporte publicado este jueves afirma que BBC tiene varios videos relacionados con esos hechos, pero reconoce que le ha sido imposible su confirmación de manera independiente.

Tanto el gobierno de Siria como los grupos rebeldes que lo combaten desde hace más de dos años han sido acusados en varias ocasiones de recurrir a armas químicas, pero ambos lo han negado.

A la fecha se ha organizado un equipo cientifico que encabeza el científico sueco Ake Sellstrom, nombrado el pasado 26 de marzo, ex inspector en jefe de la Comisión de Naciones Unidas para el Desarme en Irak, pero el gobierno sirio le ha negado la entrada al país.

El equipo quiere acceso incondicional para hacer a plenitud su trabajo, pero las autoridades sirias sólo le permiten investigar el ataque de marzo pasado en la norteña Khanal-Assad, donde gobierno y rebeldes se acusan de manera mutua de haber empleado armas químicas.

Notimex