NOTIMEX
1 de julio de 2016 / 01:33 p.m.

México.- “En casa en el Zoo”, obra del dramaturgo Edward Albee, que aborda temas como la incomunicación y la soledad, llegará al Foro Shakespeare este viernes con las actuaciones de Itari Marta, Bruno y Odiseo Bichir.

El director de la puesta en escena, Victor Weinstock, informó que se trata de la nueva versión que el autor hizo de su misma obra, antes titulada “Historia en el Zoo”, y que tras grandes esfuerzos llega a este foro.

La obra se destaca porque respeta íntegramente el texto original del autor, quien cede los derechos del montaje sólo después de un detallado análisis de todo el equipo de producción.

“La historia, que se centra en dos hombres peleando por una banca, fue escrita por Edward en 1958, cuando el dramaturgo estaba en una faceta de fracaso, hasta que en una ocasión se encerró por dos semanas para escribir la obra de teatro, utilizando ideas que le dieron los personajes que conoció mientras trabajaba como mensajera”.

Reseñó que la obra llegó a manos de un productor en Berlín, donde se estrenó al año siguiente con éxito. Se presentó en Nueva York, y a partir de allí comenzó la carrera de Albee, considerado el dramaturgo estadunidense vivo más importante.

Subrayó que la obra se montó por lo menos una vez al año en algún lugar del mundo y ha sido una de las favoritas entre los estudiantes de teatro en México.

Bruno Bichir mencionó que el texto de la obra es fiel al orignal, no es una adaptación ni una versión diferente, la única diferencia es que en lugar de dar un descanso entre un acto y otro sólo se realiza una transición para cambio escénico, esto para mantener la atención del público.

Sobre su participación en la obra, expresó que el teatro es un experimento constante y todos los procesos en el escenario son de aprendizaje, de complicidades y nuevas visiones de los involucrados.

Compartió que su principal reto fue trabajar con Odiseo, pues a pesar de que han participado juntos en otros proyectos, es difícil cuando dan vida a personajes que no están relacionados sanguíneamente.

“El proceso es fuerte, vernos a los ojos en ficción es como ser sonámbulos, nos tenemos que esforzar en actuar de tal manera que no nos vemos el uno al otro. No debemos vernos como parientes, por eso es una experiencia violenta porque al mismo tiempo tenemos que ser honestos”, mencionó.

Su personaje, “Jerry”, es un hombre brillante, sensible, que no encaja en este mundo occidental. Así como “Peter” representa la civilización y “Ann” lo femenino, “Jerry” es ese ser solitario en el que se ve envuelto toda la sociedad, el ser que no puede comunicar.

Itari dijo que hubo un gran esfuerzo por parte de todo el equipo para levantar el proyecto, recordó que incluso se habló con Albee para que dirigiera la obra, pues es un autor muy cuidadoso con los derechos. “Pero al final es un logro, pues si a Edward le parece que todo un conjunto es digno de montar la obra, entonces cede los derechos, esto habla de que valió la pena la espera para llegar al estreno”.

Describió que “Ann” es una mujer motivada por la revolución femenina de la época, alguien que quería la imagen de perfección que se vendía en la publicidad, una familia y sonreír, pero este hecho también le causa contradicción ante las nuevas tendencias.

“A ella se le despierta algo adentro y decide enfrentar a su marido para tratar de descubrir qué es eso a lo que no puede poner nombre pero que la inquieta”.

Por su parte, Odiseo da vida a “Peter”, un hombre casado con “Ann” y con quien tiene dos hijas. Él ve su vida como un momento de plenitud, que está transcurriendo a lo largo de un delicioso número de años de manera muy placentera, es como un sueño hecho realidad para mi personaje.

“Le gusta que su vida sea así, la disfruta, no alcanza a distinguir lo que necesita su esposa, es un hombre de costumbres, hábitos, rituales fijos y daría lo que fuera porque así permaneciera su situación. Lo que se ve en la obra es cómo su esposa lo va a confrontar y cuestionar”.

“Peter” es un hombre apegado a sus costumbres, en una defensa de lo racional, con una férrea actitud hacia lo concreto lo racional, lo ordenado lo que supone que es controlable, concluyó.