5 de mayo de 2013 / 11:21 p.m.

La Paz • El gobierno de Bolivia afirmó hoy que trabajará en los procedimientos para que la Agencia estadunidense para el Desarrollo Internacional (USAID) deje el país "en el tiempo más breve posible", tras la decisión de expulsarla anunciada el pasado miércoles.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, declaró a los medios estatales que mañana revisará las notas enviadas con ese propósito por el ministerio de Exteriores al representante de Estados Unidos en Bolivia, el encargado de Negocios Larry Memmott.

"Vamos a trabajar rápidamente en los procedimientos para que USAID pueda salir en el tiempo más breve posible a partir de la decisión (tomada) el primero de mayo que la anunció el presidente Evo Morales", dijo el ministro Quintana.

El alto funcionario también ejerce como ministro interino de Exteriores debido a los viajes del canciller David Choquehuanca, que en los últimos días estuvo en Ecuador y esta semana va a Japón.

Morales pidió el miércoles a Choquehuanca notificar a la Agencia estadunidense para el Desarrollo Internacional (USAID) que debe dejar Bolivia, tras acusarla de injerencia política y conspiración, denuncia que el gobierno de Estados Unidos ha rechazado de plano.

Según la embajada estadunidense en La Paz, Usaid gastó 2 mil millones de dólares desde 1964 en ese país en proyectos de cooperación en varias áreas, como salud y medio ambiente.

Quintana también dijo que está haciendo una investigación sobre el trabajo de USAID durante 50 años en Bolivia y una de sus áreas tiene que ver con el financiamiento a intelectuales bolivianos.

Según la información de Quintana, USAID manejó un presupuesto de alrededor de 80 millones de dólares anuales hasta 2006, pero hoy la cifra de la cooperación es de alrededor de 25 millones de dólares.

Hace unos días, la ministra de Comunicación, Amanda Davila, adelantó que la Cancillería iba a dar un plazo a Usaid para que salga del país y que iba considerar el "tema humano" en la aplicación de la medida.

La oficina de USAID en Bolivia funciona con nueve estadounidenses y otros 37 funcionarios bolivianos.

Bolivia y Estados Unidos no tienen relación a nivel de embajadores desde 2008, cuando Morales también expulsó a Philip Goldberg, acusándolo de una supuesta conspiración, y Washington replicó echando al embajador boliviano Gustavo Guzmán.

El mismo año, Morales además expulsó a la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) con el mismo argumento de la conspiración, que ha rechazado la Administración estadunidense.

EFE