11 de noviembre de 2013 / 05:10 p.m.

El Gobierno de Río de Janeiro reiteró hoy su determinación en mantener su plan de seguridad en las favelas, que considera que se ha convertido en un blanco para las bandas de narcotraficantes.

"El Gobierno del Estado no renuncia de forma alguna al proyecto de pacificación (de las favelas). Consciente y sin la ilusión de que las bandas, alcanzadas en sus arsenales bélicos y en sus intereses criminales, intentan atacarlo. El Gobierno del Estado de Río mantiene sin tregua la búsqueda de la paz", afirmó la gobernación regional en una nota oficial.

Este comunicado se produjo después de que en las últimas semanas se hayan registrado tiroteos y asesinatos en algunas favelas donde la policía expulsó en los últimos años a las bandas de narcotraficantes que las dominaban.

La Policía ha reconocido que en algunas favelas "pacificadas", entre ellas Rocinha, la mayor de Río, todavía operan bandas armadas con fusiles.

El plan de seguridad también se ha puesto en entredicho por una serie de denuncias de torturas a sospechosos cometidas por policías de la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) de Rocinha.

La prensa brasileña informó este fin de semana que la gobernación de Río barajaba la posibilidad de tomarse un tiempo a raíz de estos incidentes, para repensar el plan de seguridad.

En ese sentido, la gobernación afirmó que mantiene "sin ninguna alteración" su plan de implantación de UPP en favelas que hoy están bajo el control de bandas armadas, entre las que citó Maré, una gran barriada marginal ubicada al lado de la carretera que une el aeropuerto internacional al centro de Río.

Según el Gobierno regional, la UPP de Maré será "una de las mayores" de la ciudad y será implantada en el primer trimestre del año entrante.

El teniente coronel Cláudio Costa, portavoz de la Policía Militarizada de Río, descartó que los tiroteos registrados en varias favelas hayan sido coordinados por una banda específica.

"No tenemos información de que los ataques hayan sido orquestados. Sí hay ciertos intentos de (las bandas de) retomar áreas que dominaban y responderemos a la altura", dijo Costa a la radio CBN.

Actualmente hay 34 UPP, desde donde se patrullan 233 favelas, y se espera abrir seis nuevos cuarteles de este tipo hasta diciembre de 2014.

EFE