11 de noviembre de 2013 / 09:37 p.m.

Lima.- Los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y de Brasil, Dilma Rousseff, acordaron hoy impulsar la integración y el comercio durante la visita oficial de la mandataria brasileña con ocasión del décimo aniversario de la alianza estratégica entre ambos países. Rousseff llegó hoy a Lima en su cuarta visita al país en lo que va del gobierno de Humala (2011-2016), para sostener una reunión en el Palacio de Gobierno con su homólogo peruano y una delegación de ministros de ambas naciones. En un breve discurso, Rousseff destacó que la Alianza Estratégica de Perú y Brasil es un "marco significativo de nuestras relaciones", que ha producido "un conjunto de proyectos bilaterales implementados con resultados muy concretos para nuestras poblaciones". La mandataria brasileña explicó que uno de los documentos firmados hoy es un acuerdo para "la eliminación del cobro de roaming (uso de teléfono celular en otro país) en los municipios de frontera". Rousseff afirmó que "es la primera vez que se establecen procedimientos para las llamadas de teléfono fijo y móvil para la población con vulnerabilidades específicas" y que podrá servir de modelo para otros acuerdos de este tipo en Sudamérica. La Alianza Estratégica entre Perú y Brasil tiene una agenda de 24 puntos, entre los que destacan la integración física y económica mediante proyectos en infraestructura vial, energética y portuaria. Entre los proyectos llevados a cabo, Rousseff reconoció los "enormes beneficios de la carretera interoceánica, que han llevado comercio, turismo y desarrollo a los estados de Acre, Rondonia y Mato Grosso en Brasil, y a Arequipa, Cuzco y Madre de Dios en Perú". Asimismo, la mandataria informó de que ambos países seguirán avanzando en el diseño de nuevos ejes de integración, como la carretera entre el puerto peruano de Paita, en el océano Pacífico, y Yurimaguas, en la Amazonía, y de este punto a Manaos en Brasil por hidrovías. Rousseff acordó con Humala combatir a las redes de traficantes de personas, como el caso de los haitianos, que han ingresado a Perú en los últimos meses y llevados a la frontera con Brasil para ingresar clandestinamente a ese país. La presidenta Rousseff dijo que los haitianos son "muy bienvenidos" en su país y que no quiere que "sean víctimas de coyotes, que les cobran para que puedan ingresar". Por su parte, Humala declaró que hoy es un día trascendente porque se afianza la relación estratégica con Brasil y se han firmado acuerdos para delinear el camino para avanzar en esta asociación. El jefe de Estado peruano reconoció el gran avance en política social en Brasil y agregó que es importante para su país el intercambio de estas experiencias con los ministerios a cargo de estos programas. Rousseff recordó que la esposa de Humala, Nadine Heredia, la visitó en Brasilia, tras la asunción de su cónyuge en 2011, para conversar sobre los programas sociales que su país llevaba a cabo. Algunas de las alianzas discutidas hoy por los mandatarios fueron sobre la producción de medicinas contra la malaria y la tuberculosis, cooperación en el área de ciencia y tecnología, e integración de las industrias navales, según comentó Rousseff. Por su parte, Humala informó a su colega brasileña sobre un conjunto de proyectos de infraestructura y de inversión en los cuales su gobierno está comprometido en las áreas de petroquímica, transporte público, energético, ampliación de frontera agrícola, integración de banda ancha, roaming y modernización de puertos. "Estamos poniendo reglas claras para que vengan las inversiones de Brasil" en condiciones de reciprocidad, dijo Humala. Rousseff indicó que, de enero a septiembre de este año, las exportaciones de Perú a Brasil crecieron más de 50 % y que Brasil terminará el año como tercer socio comercial de Perú. Según cifras oficiales de Perú, las exportaciones peruanas hacia Brasil ascendieron a 1.165 millones de dólares de enero a agosto de este año, mientras que Perú importó 1.493 millones de dólares de Brasil. Humala entregó a Rousseff la condecoración Orden del Sol en el grado de gran cruz con brillantes, antes de despedirla en la sede del Ejecutivo. En las próximas horas, la presidenta de Brasil será recibida en la Municipalidad de Lima por la alcaldesa Susana Villarán para ser declarada huésped ilustre y más tarde inaugurará un foro empresarial con Humala con la participación de hombres y mujeres de negocios de ambos países.

EFE