NOTIMEX
25 de abril de 2016 / 11:27 a.m.

México.- Alfredo James Pacino, por su nombre completo, nació en Nueva York, Estados Unidos, el 25 de abril de 1940 en el seno de una familia encabezada por Salvatore, un agente de seguros, y Rose, quien murió en 1962 antes de ver convertido a su hijo en estrella de cine. Creció en el barrio del Bronx de la Gran Manzana.

Su fama se consolidó con la saga de “El Padrino”, dirigida por Francis Ford Coppola, además de ganar un Oscar con la película “Perfume de mujer” (1992) y destacar en múltiples producciones.

Su trayectoria en el Séptimo Arte inició en su adolescencia, cuando se matriculó en la Fiorello H. LaGuardia High School of Performing Arts.

Estudió bajo las órdenes del legendario profesor de interpretación Lee Strasberg, encontrando en este rubro una forma de escape a los problemas de su juventud.

Después, se inscribió en la High School for Performing Arts, aunque pronto abandonó las clases para aparecer en diversas producciones teatrales y trabajar como acomodador en un cine.

Cursó también estudios en el famoso Actors Studio, donde comenzó a despuntar en el teatro al final de la década, ganando un Obie por su papel en "The Indian wants the Bronx", y un Tony por "Does the tiger wear a Necktie?".

Su debut en la pantalla grande fue con "Yo, Natalia", en 1969, pero fue hasta 1971 con "Pánico en Needle park", en la que interpretó a un heroinómano, donde realmente demostró su talento y llamó la atención del director Francis Ford Coppola.

Su ascenso al estrellato vino de la mano del personaje de "Michael Corleone", a quien encarnó en la saga de "El Padrino". Esta actuación le valió una nominación a los premios de la Academia como Mejor Actor de Reparto.

En 1973, protagonizó "Serpico", basada en la historia real del incorruptible policía de Nueva York, Frank Serpico, quien laboró varios años en las calles como encubierto y expuso la corrupción que existía en el departamento de policía de esa ciudad.

Ese mismo año co-protagonizó "Espantapájaros", con Gene Hackman, y ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

En 1974, Pacino repitió su papel como "Michael Corleone" en la exitosa secuela "El Padrino II", y en 1975 logró un mayor éxito con el lanzamiento de "Tarde de perros", la historia de un publicitado robo a un banco.

Esta película lo hizo obtener su segunda nominación como Mejor Actor de Reparto. En 1977, Pacino dio vida a un piloto de carreras en "Bobby Deerfield", dirigida por Sydney Pollack, y recibió una nominación al Globo de Oro.

Ya en la década de los 80, la carrera cinematográfica de Pacino sufrió un poco y sus trabajos en "A la caza" y "Autor, autor" fueron fracasos ante la crítica y en la taquilla.

Sin embargo, en 1983 llegó "Scarface", dirigida por Brian de Palma. En su lanzamiento inicial la película fue muy criticada, pero recibió buenos números en la taquilla, obteniendo 45 millones de dólares y colocando la carrera de Pacino en la cima.

Con esta película, el actor obtuvo una nominación al Globo de Oro por su papel de "Tony Montana". En esa misma década su película "Revolución" fue un desastre en taquilla y la comidilla de la crítica.

El artista se refugió entonces en el teatro trabajando en obras como "The local stigmatic", "Crystal clear", "National anthems" y "Julio César".

En 1989, con el reto de volver al cine, filmó "Melodía de seducción", película que funcionó y le devolvió el lugar que se ganó en la década anterior.

También en los 80, Pacino obtuvo una postulación a los premios Drama Desk, por su participación en la obra "American Buffalo".

En los 90, participó en "Dick Tracy", en la que interpretó a "Big Boy Caprice". Por esta actuación recibió una nominación al Oscar.

También volvió a encarnar a "Michael Corleone" en la tercera entrega de "El Padrino" (1990). En 1991 trabajó con Michelle Pfeiffer en "Frankie y Johnny".

Luego de múltiples nominaciones, un año después por fin ganó el Oscar por su interpretación del teniente coronel "Frank Slade", en la película "Perfume de mujer"; también en ese mismo año fue postulado al Oscar en la categoría de Mejor Actor de Reparto por "Glengarry glen ross", que lo convirtieron en el primer actor en ser dos veces mencionado por dos películas diferentes ese año.

En esta década intervino en dramas criminales como "Carlitos way" (1993) y "Donnie Brasco" (1997), mención aparte merece su película "Fuego contra fuego".

En ese mismo año fue elogiado por su papel como el príncipe de las tinieblas en la película "El abogado del diablo".

Ya en el año 2000 apareció en "Insomnia", junto a Robin Williams. Esta película y el trabajo de Pacino recibieron críticas positivas y le fue moderadamente bien en la taquilla.

En 2003 fue llamado para la serie de televisión "Ángeles en América", en la que interpretó al abogado "Roy Cohn", junto con Meryl Streep.

En octubre de 2006, el American Film Institute le entregó el Premio AFI Life Achievement, y en noviembre de ese mismo año, la Sociedad Filosófica Universitaria del Trinity College de Dublín lo condecoró con el Patrocinio Honorario de la Sociedad.

Dos años más tarde protagonizó "88 minutos". También en 2008 estrenó "Righteous kill", en la que Pacino y Robert de Niro interpretaron a dos detectives de Nueva York que buscan a un asesino en serie. Esta fue la primera vez que ambos actores intervinieron juntos durante todo el largometraje.

En 2010, el primer actor trabajó en el filme para televisión "You don't know Jack", en el que dio vida a "Jack Kevorkian", un médico que fue condenado a ocho años de prisión, tras ayudar a morir a más de 100 personas con enfermedades incurables.

Por este polémico personaje, el actor fue galardonado con el Emmy, el Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores, todos en la categoría de Mejor Actor de Miniseries o Telefilmes.

También rodó "Son of no one", en la que encarnó a un detective de un barrio obrero, al lado de Ray Liotta y Katie Holmes.

En la edición 2012 de los premios Razzie a lo Peor del Cine, a Al Pacino le fue otorgado el premio al Peor Actor de Reparto por su actuación en la película “Jack & Jill”, la cual también ganó el premio al Peor Filme.

En marzo del mismo año presentó su nuevo largometraje "Wilde Salome", cuya historia está basada en la vida y obra del escritor Oscar Wilde. La cinta, en la que también participa la actriz Jessica Chastain, fue escrita y dirigida por el actor, quien también interpreta al "Rey Herodes".

Para 2013 estrenó la película, “Por los viejos tiempos”, dirigida por Fisher Stevens y protagonizada por Christopher Walken y Alan Arking, quienes dan vida a una historia que gira en torno a dos viejos criminales, uno de los cuales ha sido contratado para matar al otro.

Sin embargo, en esta comedia de acción estadunidense, ambos decidirán disfrutar de una última noche de locura, momentos en los que aprovechan para reflexionar sobre sus vidas en plena huida policial tras un robo de coches.

En 2014 se estrenó “La sombra del actor” del director Barry Levinson y que llegó a las pantallas de cines españoles en 2015. Al Pacino da vida a un actor leyenda del teatro, fanático de Shakespeare, pero que ha perdido su don de interpretar y se encuentra en depresión.

El año pasado, apareció nuevamente en la pantalla grande con “Nunca es tarde”, de Dan Fogelman, en la que interpretó a “Danny Collins”, un envejecido rockero de los 70, quien, a pesar de su edad, no puede renunciar a una desenfrenada vida llena de excesos.

Su vida dará un giro radical el día en que su manager (Christopher Plummer) descubra una carta sin entregar que le escribió John Lennon 40 años atrás y decide enderezar su camino. Esta cinta se estrenó en español en marzo de 2016.

Actualmente se mantiene activo en el Séptimo Arte ya que se encuentra inmerso en dos proyectos fílmicos: “Where the white man runs away” y “The trap”.