30 de julio de 2014 / 07:44 p.m.

EU.- Aunque podría presumir del espaldarazo a su carrera que lo convierte en embajador de la fragancia Dior Homme, lo cierto es que Robert Pattinson tiene un arranque de sinceridad y deja en claro que sus responsabilidades para con la casa de moda francesa se limitan a posar en sesiones de fotos y, mejor aún, acudir a las fiestas más selectas del mundo de la moda."Trabajar para Dior es lo más ridículo del mundo. No hago prácticamente nada y de vez en cuando tengo que ir a alguna de las mejores fiestas de la temporada, la verdad es que es genial", reveló el actor al periódico The Daily Telegraph.El que fuera protagonista de la saga 'Crepúsculo' se convirtió en uno de los rostros más reconocibles de la prestigiosa firma y, como consecuencia, recibe con frecuencia exclusivas prendas de las colecciones más recientes, pero eso no significa que al intérprete le apasione la idea de tener en su poder atuendos tan sofisticados como poco apropiados para su vida cotidiana.De hecho, Robert admite que su desgana en lo que a cultivar su imagen más elegante se refiere ha llegado a tal punto, que suele recurrir a la misma ropa todos los días y que recicla los trajes que ha utilizado previamente para acudir a las presentaciones de sus nuevas películas."Me he acostumbrado a ponerme ciertas prendas como si se tratase de un uniforme. Sé que no tiene sentido y no entiendo por qué me siempre me limito a utilizar la misma ropa. Lo que hago ahora básicamente es guardar en el armario las cosas que me prestan para los estrenos, porque la verdad es que yo tengo, literalmente, tres cosas que son realmente mías", confesó el actor.

FOTO: Bangshowbiz

BANGSHOWBIZ