6 de marzo de 2013 / 09:21 p.m.

El líder del Partido Demócrata presentó su programa como una solución a la ingobernabilidad creada tras los últimos comicios, en lo que parece también un guiño al partido del cómico Beppe Grillo.

 Roma • El líder del Partido Demócrata (PD) italiano, Pierluigi Bersani, presentó hoy los puntos en los que se basaría su gobierno, como solución a la situación de ingobernabilidad que se ha creado tras las elecciones.

Durante la reunión de la Ejecutiva de su partido, Bersani consideró que solo el centroizquierda puede ofrecer la formación de un Gobierno, "ya que los otros partidos no pueden brindar nada mejor para la gobernabilidad y, además, no tienen ni la intención ni los números".

La coalición de centroizquierda, cuyo principal partido es el PD, consiguió en las elecciones de los pasados 24 y 25 de febrero una mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados, pero en el Senado ningún partido cuenta con la mayoría.

Esto hace prácticamente imposible la gobernabilidad ya que cualquier ejecutivo necesita el voto de investidura de las dos cámaras que forman el Parlamento. Bersani se presentó hoy con un programa de Gobierno basado en los ocho puntos más urgentes o necesarios para el país y con los que espera recoger el consenso de las fuerzas políticas, comenzando por el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo.

El primer punto es sacar al país de "la jaula de austeridad en la que se encuentra", a través de medidas que concilien la disciplina presupuestaria con el crecimiento y el empleo. Bersani propuso medidas urgente de carácter social y laboral, entre ellas la reducción del coste del trabajo o la introducción de un salario mínimo.

Otro de los puntos urgentes es la reforma de la política y de las administraciones públicas, comenzando por la reducción del número de los parlamentarios o la eliminación de las provincias, y se propondrá una nueva ley sobre la corrupción.

El líder del centroizquierda prometió además una ley sobre el conflicto de intereses, para impedir que quien posea un imperio empresarial pueda a la vez acceder a un alto cargo público.

Otros puntos son potenciar la economía sostenible; invertir en educación e investigación, y dictar leyes de carácter social para dar derechos a las parejas gais o la concesión de la ciudadanía a los nacidos en Italia. Con este programa, Bersani invitó al resto de partidos a "asumir la responsabilidad" ante el futuro del país.

Aunque Bersani dejó claro que no piensa pactar con el centroderecha de Silvio Berlusconi y que su llamamiento a la responsabilidad se refiere tanto al partido que lidera el presidente del Gobierno saliente Mario Monti como al Movimiento 5 Estrellas.

"Quien ha tenido 8 millones de electores (el Movimiento 5 Estrellas) y ahora está dentro del Parlamento tendrá que decidir qué hacer", afirmó Bersani asegurando que no se está "cortejando" a Grillo sino intentando buscar soluciones en un momento en el que el sistema está en juego.

Los ocho puntos de Bersani son un guiño al Movimiento 5 Estrellas, que en su programa electoral presentaba muchas de estas propuestas, pero por el momento, Grillo y sus parlamentarios siguen manteniendo que no apoyarán la investidura del centroizquierda o de cualquier otro partido.

Con el cierre en banda de los "grillini", el nacimiento del Gobierno de Bersani está aún muy lejos de producirse salvo sorpresas de última hora.

EFE