11 de octubre de 2013 / 07:34 p.m.

Estados Unidos.- El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, llegó este viernes en sorpresiva visita a Afganistán para negociar con el presidente Hamid Karzai el polémico acuerdo bilateral, que permitirá extender la presencia militar estadounidense después de 2014.

A 20 días de que concluya el plazo para la firma del Acuerdo Bilateral de Seguridad, Kerry se reunió con el mandatario afgano para examinar el convenio, cuyas negociaciones realizadas desde hace 11 meses, han fracasado por las dudas sobre la soberanía afgana.

El pacto de seguridad permitirá a las tropas estadunidenses permanecer en Afganistán después de que la Organización del Tratado de Altántico Norte (OTAN) concluya su misión militar en el país asiático a finales de 2014.

Funcionarios del país asiático consideran que las conversaciones sobre el acuerdo de seguridad afgano-estadunidense han entrado en "fase delicada", lo cual se confirmaría con la inesperada llegada de Kerry, según un reporte de la agencia informativa PAN.

Karzai ha expresado su disposición de convocar a una Loya Jirga (Asamblea tribal) en un mes para decidir sobre la aprobación del polémico acuerdo de seguridad entre los dos países.

Las conversaciones entre Afganistán y Estados Unidos se han estancado ante la exigencia de Karzai de que Washington garantice que no se lanzará otra invasión en Afganistán.

Además de las demandas de Estados Unidos de que sus fuerzas permanzan en el país después del 2014 y pueda realizar operaciones antiterroristas.

En declaraciones a la prensa realizadas en camino a Kabul, funcionarios estadunidense aclararon que la visita de Kerry a Afganistán no era para cerrar el trato, sino para impulsar las negociaciones y se logre la firma del acuerdo antes del 31 de octubre, cuando vence el plazo.

Pese a las diferencias surgidas, las autoridades estadounidenses confían en alcanzar el acuerdo antes de vencer el plazo, según fuentes del Departamento de Estado, que acompañaron a Kerry en su visita no anunciada a Afganistán.

Agencias