24 de febrero de 2013 / 03:21 p.m.

Caracas, Abuya  • La oposición venezolana empezará hoy a escoger un candidato unitario para unas eventuales elecciones presidenciales ante la incertidumbre por la salud del presidente Hugo Chávez, anunció ayer el dirigente de un partido que forma parte de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Vamos a empezar a escoger candidato presidencial a partir de mañana (hoy)”, aseguró sin dar más detalles el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, dirigente de Alianza Bravo Pueblo, en un acto opositor en protesta por las últimas medidas económicas anunciadas por el gobierno, entre ellas la devaluación del bolívar.

“El pueblo va a tener la absoluta seguridad que habrá un candidato unitario (...), que no sea un candidato que trae en su discurso adjetivos para descalificar, para insultar a nadie como lo hace (el vicepresidente) Nicolás Maduro”.

Aunque no confirmaron “todavía” el inicio del proceso para la elección del candidato, fuentes de la MUD aseguraron que hoy la coalición se reunirá “para analizar temas electorales”.

Chávez regresó el lunes pasado a Caracas tras más de dos meses en Cuba, donde fue operado por cuarta vez de un cáncer. En ese tiempo, los venezolanos solo lo han visto en unas fotos, perono han escuchado su voz ni visto ningún video.

Al tiempo que se multiplican los rumores sobre una posible renuncia del mandatario por motivos de salud, el gobierno reitera que sigue al mando.

También el pasado viernes, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, afirmó que la próxima semana se sabrá “cuál es la situación” de Chávez y “si va a poder gobernar o no”.

Tras varios años sin figuras principales, la oposición escogió al gobernador Henrique Capriles Radonski, en unas inéditas primarias en febrero de 2011, como candidato para las presidenciales de octubre pasado, pero fue derrotado por Chávez.

Antes de someterse a la cirugía, Chávez pidió a los venezolanos que voten por Maduro en las elecciones si él quedara inhabilitado para gobernar, mientras varias voces dentro de la MUD han pedido la designación de un candidato para los eventuales comicios.

Sin embargo, Capriles, del partido Primero Justicia (PJ, socialcristiano), que según muchos sería escogido de candidato nuevamente, insiste en que de momento las elecciones no están convocadas y que la MUD “está lista para tomar sus decisiones” en caso de que se convoquen.

La semana pasada, la encuestadora Hinterlaces publicó uno de los primeros sondeos que plantea la posibilidad de nuevos comicios, y estimó que Maduro ganaría a Capriles por 14 puntos.

“EN CALMA”

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó ayer en Nigeria que por las informaciones que recibió del ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, el estado de salud de su par de Venezuela, Hugo Chávez, no es “muy preocupante”.

“Conversé con el ministro de Relaciones Exteriores (de Venezuela) y él me dijo que (Chávez) estaba muy bien, pero que tuvo un empeoramiento en la cuestión de la respiración”, aseguró la presidenta en declaraciones que concedió en la ciudad nigeriana de Abuya.

“Él estaba con dificultades de respirar, pero, por lo que (Jaua) me dijo, estaba todo bajo control. No me transmitió, digamos, un estado muy preocupante”, agregó Rousseff, quien conversó con el canciller venezolano en Guinea Ecuatorial, en donde participaron en la tercera cumbre del foro de cooperación América del Sur-África (ASA).

Pese a las declaraciones de Jaua sobre las dificultades respiratorias del líder bolivariano, Maduro afirmó que Chávez se reunió ayer con miembros de su equipo de gobierno por unas cinco horas y media para tratar diversos temas.

“Hemos tenido estas tres sesiones (de trabajo) que más o menos han abarcado unas cinco horas y media. Él ha estado muy enérgico con mucho ánimo, con mucha fuerza y vitalidad, y eso nos llena de mucha alegría”, dijo Maduro en una declaración transmitida por la televisión estatal.

El pasado viernes voceros oficiales dijeron que la insuficiencia respiratoria que le surgió a Chávez tras su operación persiste y que la tendencia “no ha sido favorable”, aunque el presidente continúa con el tratamiento para el cáncer sin efectos “adversos significativos”.

AGENCIAS