MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de febrero de 2017 / 06:05 p.m.

ESPECIAL.- El abogado de Roman Polanski ha pedido a un juez de Los Ángeles que abra un testimonio dado por un antiguo fiscal que llevó el caso de abuso sexual de hace casi 40 años que se le siguió al cineasta.

Busca pisar suelo estadounidense sin ser encarcelado, para visitar la tumba de su esposa, Sharon Tate, asesinada en 1969 por el clan de Charles Manson.

Harlan Braun le escribió al juez una carta hecha pública hoy en la que busca abrir el testimonio porque los consideran crucial para resolver el caso.

En 1977, Polanski se declaró culpable de sostener relaciones sexuales con una niña de 13 años, pero voló a Francia en 1978 cuando un ahora fallecido juez le prometió un acuerdo.

Fiscales de Los Ángeles han buscado su extradición en repetidas ocasiones.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, el testimonio que se busca revelar afirmaría que el cineasta ya pasó tiempo suficiente tras las rejas y en arresto domiciliario.

La víctima, Samantha Geimer, asegura que ha perdonado al cineasta y llamó a que se desestimara el caso, algo que no importa a los fiscales.