28 de enero de 2013 / 02:15 p.m.

Washington • El presidente estadunidense Barack Obama, afirmó que durante su segundo mandato, que inició el pasado 20 de enero, su estrategia se centrará en una “"conversación con el pueblo"” y llamó a “"escuchar más"” para lograr un consenso en el tema de las armas, según una entrevista divulgada ayer en internet por la revista The New Republic.

Durante la entrevista, para la edición impresa del próximo 11 de febrero, Obama habló del clima político en Washington y los retos de su segundo mandato, entre ellos la economía, la inmigración, el control de armas y el cambio climático.

El presidente aseguró que buscará “"una conversación con el pueblo"”, en lugar de solo influir en el proceso político en Washington, y consideró que fomentar el bipartidismo “"será un proceso” porque “"aún hay asombro de parte de algunos en el Partido Republicano porque gané la reelección"”.

Para Obama, el consenso “"no es una mala palabra"” y ninguno de los dos partidos tiene “"monopolio sobre la sabiduría"”, por lo que cree que el clima político cambiará conforme los representantesde los partidos vean el lado positivo de la cooperación.

Cuestionado sobre el clima político actual en torno al control de armas, el mandatario dejó en claro que tiene “"un profundo respeto"” por la tradición de la caza y que quienes la desestiman “"cometen un gran error”".

A su juicio, uno de los principales retos en los próximos meses será precisamente el intentar reducir la brecha entre la “"realidad de las armas en áreas urbanas"” y la “"realidad de las armas en áreas rurales"”.

“"Eso significa que los que abogan por el control de armas tienen que escuchar un poco más de lo que lo hacen a veces"”, afirmó Obama.

Aunque varias de sus propuestas —elaboradas por un Grupo de Trabajo encabezado por el vicepresidente Joe Biden— se pondrán en marcha mediante una orden ejecutiva, la prohibición de armas de asalto requerirá el visto bueno del Congreso.

Obama explicó que aunque a veces ha tenido que recurrir a la figura de la orden ejecutiva para cambiar algunas normas en el país, es preferible contar con la cooperación bipartidista en el Congreso para “"codificar algo a través de la legislación"”.

EFE