23 de diciembre de 2013 / 05:36 p.m.

Washington.- El apoyo de los estadounidenses a la controvertida reforma sanitaria ha caído a un mínimo del 35 por ciento, cinco puntos porcentuales menos que hace un mes, según el último sondeo elaborado por CNN/ORC y publicado una semana antes de que comience la nueva cobertura.

La encuesta, basada en 1.035 entrevistas telefónicas llevadas a cabo entre el 16 y el 19 de diciembre, revela que el 63 % de los ciudadanos cree que su seguro médico será más caro como consecuencia de la nueva ley.

Estas cifras negativas llegan precisamente en el día en que se acaba el plazo para contratar un seguro médico si se desea tener cobertura a partir del 1 de enero, para cuando la Administración demócrata calcula que habrá dos millones de registrados.

Pese a los esfuerzos del Gobierno por explicar las bondades de su reforma, el rechazo a la ley creció hasta el 62 % en diciembre, cuatro puntos porcentuales más que en el mes anterior.

La encuesta también señala que el 42 % cree que su cobertura médica será peor a consecuencia de la reforma, mientras que el 16 % dice que la nueva ley será positiva para ellos y un 10 % considera que no les afectará, ni para bien ni para mal.

La oposición a la reforma ha aumentado entre las mujeres, del 54 % de noviembre al 60 % de ahora, una mala noticia para la Administración Obama, que ha dirigido una parte destacada de su campaña por la reforma especialmente a las madres estadounidenses.

Según el sondeo publicado hoy, el 43 % de los ciudadanos se opone a la reforma porque ésta es demasiado liberal y el 15 % lo hace porque no lo es suficientemente.

A pesar de las continuas cifras negativas de apoyo que muestran los sondeos y los sonoros problemas logísticos de la reforma, Obama trató el pasado viernes de dejar un mensaje positivo sobre esta ley antes de irse de vacaciones y confió en que para el 1 de enero de 2014 habrá dos millones de inscritos.

EFE