3 de enero de 2013 / 08:36 p.m.

Washington • Autoridades estadunidenses anunciaron hoy aquí el arresto de 245 personas sospechosas de cometer abusos sexuales contra menores de edad como parte de una operación internacional en Estados Unidos y otros seis países, incluido México.

Los arrestos fueron resultado de la "Operación Girasol" conducida por el Servicio de Migración y Aduanas (ICE) en coordinación con agencias policíacas de los países involucrados durante un período de cinco semanas entre noviembre y diciembre pasados.

El titular del ICE, John Morton, dio a conocer que durante el operativo fueron identificadas 123 víctimas, 44 de las cuales fueron rescatadas de sus abusadores. Entre éstas se encuentran algunas de origen hispano.

"Este es un día de sentimientos encontrados, porque estos arrestos y las víctimas rescatadas son ejemplo de una perversa explotación", dijo Morton en conferencia de prensa en la sede de la dependencia.

Algunas de las víctimas son menores de tres años, incluyendo una de apenas 18 meses de edad, y la mayoría de éstas, 75, fueron niñas. Otras 24 víctimas fueron identificadas como mayores de edad que fueron abusadas siendo menores.

De las victimas identificadas, 110 fueron ubicadas en 19 entidades estadunidenses.

Citando la naturaleza sensible de la operación, debido a que aún se busca identificar a más víctimas, Morton rehusó ubicar al resto de los países que cooperaron en la investigación pero dijo que uno de estos fue México.

Voceros del ICE dijeron por separado a Notimex que México fue el único país de Latinoamérica que participó en el operativo.

Revelaron que de los arrestos realizados en el operativo, 17 tuvieron lugar en México: 10 fueron efectuados en la fronteriza ciudad de Tijuana, cuatro más en la Ciudad de México y tres en Monterrey.

Morton solicitó la cooperación del público para identificar a cuatro sospechosos más de abusos sexuales contra menores, dos de los cuales, un hombre y una mujer, enfrentan ya órdenes de arresto.

La ubicación de estos sospechosos se logró a partir de la obtención de videos que registraron los abusos contra sus víctimas.

Morton dijo que entre los depredadores figuran padres de las víctimas, amigos de las familias, novios y otras personas conocidas por los menores.

NOTIMEX