4 de junio de 2013 / 03:07 p.m.

 

 

Madrid • La Guardia Civil desmanteló en España la infraestructura de uno de los clanes de la Camorra napolitana más importantes que operaban en el país, y detuvo a unas treinta personas, entre ellas varios abogados, en una operación desarrollada de forma simultánea por los Carabinieri en Italia.

Fuentes de la investigación informaron a Efe de que entre los detenidos figuran dos de los jefes de la esta mafia en España, Massimiliano D'Aria y Domenico Panella, arrestados en la provincia de Málaga (Costa del Sol española).

Las fuerzas de seguridad les consideran los cabecillas del denominado "clan Polverino", cuyo capo, Giuseppe Polverino, ya fue detenido en Jerez de la Frontera (en el sur de España) en 2012.

Los jefes de la Camorra y dos personas más, uno de ellos abogado, fueron detenidos y sorprendidos por la Guardia Civil tras una noche de fiesta en Marbella, según indicaron a Efe fuentes cercanas a la investigación y en la operación participaron también los Carabinieri.

El golpe ha supuesto la desaparición de cuatro "paranzzas", células territoriales del grupo, en las provincias de Tarragona, Málaga, Cádiz y Alicante, en el este y sur de España, donde se realizaron más de 27 registros.

Con esta operación, que en Italia se salda de momento con unos setenta detenidos, se ha desmantelado parte de la estructura que este grupo mafioso mantiene en las provincias costeras dedicado especialmente al tráfico de hachís.

La red era la encargada de recibir este estupefaciente procedente de Marruecos, donde tiene enlaces, para a través de España hacerlo llegar a Italia.

Los ingresos obtenidos del narcotráfico eran blanqueados a través de sociedades inmobiliarias y otras actividades.

Simultáneamente, y en coordinación con la Fiscalía Antimafia de Nápoles, se practicaron numerosas detenciones y registros, además de acordar el embargo de numerosas cuentas corrientes, tanto en España como en Italia.

Según la Fiscalía española, el "clan Polverino" es una organización perfectamente estructurada que realiza el control interno de la misma de forma "coactiva o violenta", con un reparto de funciones entre los distintos miembros.

El "clan Polverino" tiene sus orígenes vinculados al "clan Nuvoletta", importante organización criminal de la camorra italiana, cuya supremacía, ejercida en los años 90, comenzó su declive al morir sus principales dirigentes o ingresar en prisión.

La organización liderada por Giuseppe Polverino, alias "O Barone", se constituyó como clan independiente y asumió el monopolio de tráfico de hachís en la zona de Nápoles, convirtiéndose en una de las redes más poderosas de la camorra napolitana.

Originario de la localidad de Marano (Nápoles), donde ejerce su control territorial, el clan sufrió un duro golpe cuando fue detenido "O Barone" en Jerez de la Frontera (España).

El "clan Polverino" se encontraba en fase de reestructuración, aunque en ningún momento cesó en su actividad con la droga y reclutaba a personas de origen español, marroquí y sudamericano para encargar las misiones logísticas para la organización con la finalidad de mantener activa en España esta red criminal, así como el blanqueo de los recursos económicos.

EFE