NOTIMEX
7 de agosto de 2015 / 11:19 a.m.

México.- La banda mexicana de rock, Caifanes regresará a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, para ofrecer un emotivo y poderoso concierto el 18 de septiembre próximo.

La preventa de este "show" en el Auditorio Banamex, donde se realizará un gran ritual musical con temas inmortales como "Mátenme porque me muero", "Viento", "La célula que explota", "Los dioses ocultos", entre otros, serán los días 10 y 11 de agosto, mientras que la venta general será un día después.

Desde su nueva reunión en abril de 2011, el emblemático grupo ha logrado convocar a más de dos millones de seguidores en sus presentaciones.

Cabe destacar que su primera presentación fue el 11 de abril de 1987, fecha en la que los integrantes de esta alineación tienen muy guardada en sus mentes.

"Recordamos el ambiente que nos rodeaba, un ambiente nuevo en sensaciones y espacios; aunque todos ya habíamos participado en tocadas (no precisamente conciertos) esa fecha sería diferente.

"Había cierto misterio y asombro, algo muy poderoso. Sabo llegó un día a mi casa a decirme que ya teníamos una fecha confirmada", declaró Saúl Hernández, de acuerdo con un comunicado.

El cantante recordó que su primera tocada sería en Rockotitlán, por lo que le marcaron a Diego Herrera para darle esta noticia, además comentó que prácticamente todo su primer disco ya estaba vivo, aunque todavía no estaba grabado.

"Con canciones dirigidas y hechas nuestras, nos subimos por primera vez ese 11 de abril de 1987 al pequeñito pero inmaculado escenario de Rockotitlán. Todavía recordamos nuestros trajes negros, las cabezas despeinadas y abultadas, delgados como espíritus tocábamos esta música que nos ha dado un espacio en el tiempo.

"Los teclados anunciaban una misa sin santos y el bajo gritaba cada vez que la batería golpeaba el recinto con su fuerza. La guitarra lucía su propia intimidad sónica, sin virtuosismos ni protagonismos, mantenía esa línea fina y delgada donde los colores se vuelven acordes", añadió el vocalista.

Las letras de sus primeros temas marcaron un tatuaje entre los presentes logrando así el aullido de la raza y con esto el nacimiento de Caifanes, una banda que va más allá de los lugares comunes o los estereotipos, mencionó.

Así, la agrupación buscó alejarse del protagonismo y buscó simplemente su identidad en su propio espacio en el tiempo.

"Hoy seguimos viviendo, respirando ese primer suspiro que ha durado tantos años y que cada vez que subimos al escenario se manifiesta brutalmente. Hoy sigues ahí raza como el primer día, como el último", concluyó.