23 de abril de 2013 / 11:32 a.m.

Seúl • Corea del Norte calificó hoy de "totalmente inaceptables" las condiciones impuestas por Estados Unidos para un diálogo bilateral, que incluyen que Pyongyang demuestre su voluntad de renunciar al armamento nuclear.

El periódico norcoreano Rodong Sinmun, que actúa como vocero del régimen comunista, señaló hoy que la exigencia estadunidense es como "la de un ladrón que le dice a otro ladrón que deje de robar", algo que, según el diario, "solo hace un idiota".

El editorial apunta que para que el régimen se siente en la mesa a negociar con EU, "tiene que ser un diálogo entre potencias nucleares, no un lugar en el que una parte le obliga a la otra a desmantelar su armamento nuclear".

Este fin de semana, Corea del Norte se mostró abierta al diálogo con EU pero ya dijo que "nunca" negociará su condición de potencia nuclear.

"Podrá haber conversaciones entre nosotros y EU con el objetivo de una reducción de armamento, pero nunca habrá negociaciones por la desnuclearización", señaló el pasado sábado el mismo periódico.

Después de más de un mes en el que Corea del Norte amenazó de guerra nuclear prácticamente a diario a Seúl y Washington, en la última semana el régimen de Kim Jong-un ha aludido en varias ocasiones a un futuro diálogo lo que ha rebajado la tensión en la zona.

Tanto EU como Corea del Sur han ofrecido al régimen de Pyongyang que se siente en una mesa de negociación para llevar a cabo la desnuclearización de la Península de Corea.

Por su parte, el régimen norcoreano presentó la semana pasada una lista de condiciones para iniciar unas posibles negociaciones que incluían la suspensión de maniobras militares conjuntas de EU y Corea del Sur y la retirada de las sanciones de la ONU impuestas a Pyongyang el pasado febrero a raíz su tercer prueba nuclear.

Por su parte, Pekín, aliado histórico de Pyongyang, ha apoyado la vía del diálogo como la "única y mejor vía" para solucionar el conflicto en la zona y ha instado a todas las partes implicadas a hacer esfuerzos en ese sentido.

EFE