URIEL REYNA | @URIELITOREYNA
19 de octubre de 2016 / 10:51 a.m.

ESPECIAL.- Justin Bieber parece estar harto de la fama, pues durante su paso por Reino Unido no soportó que los gritos de sus fanáticas interrumpieran su canto.

El cantante canadiense trató de explicar a las bieliebers que era mejor gozar las canciones y gritar después, pero al momento de decirlo sonó un tanto grosero.

“¿Podríamos gritar después de las canciones? Gozen de las canciones, los Gritos son increíbles. Gritar es divertido, pero luego relájense un segundo y escúchenme hablar.”, pedía.

Pese a su intento, los gritos nunca cesaron en el show.