AP
24 de mayo de 2017 / 09:48 a.m.

NUEVA YORK.— El atentado suicida en un concierto de Ariana Grande en Manchester, Inglaterra, ha conmocionado al mundo de la música y llevado a algunos artistas a cancelar sus próximas actuaciones mientras que otros han preferido mantener sus planes.

Blondie canceló un concierto del martes por la noche en Londres “como una muestra de respeto para las víctimas del terrible ataque” en el Manchester Arena. La vocalista Debbie Harry tuiteó que su fecha en Round Chapel será reprogramada.

El grupo pop Take That, creado en Manchester, también canceló su presentación del martes por la noche en Liverpool y sus fechas del jueves, viernes y sábado en Manchester “por respeto” a las víctimas del ataque, que dejó más de una veintena de muertos y casi 60 heridos.

En cuanto a Grande, una persona cercana a la situación señaló que la gira de la estrella pop no estaba cancelada o pospuesta, aunque agregó que la cantante y su equipo están más enfocados de momento en las víctimas.

La persona habló bajo condición de permanecer en anonimato porque no tenía autorización para hacer declaraciones públicas sobre el tema. No estaba claro si el próximo concierto de Grande, previsto para el jueves en Londres, se realizará o no.

Otros músicos con conciertos veraniegos en Europa aseguraron que no cambiarán sus planes.

Celine Dion cumplirá con sus fechas en Copenhague, Estocolmo, Londres y París, y también con su parada en el Manchester Arena el 25 de junio, mencionó su publicista.

Un representante de Guns N' Roses, actualmente de gira con fechas en Dublín, Lisboa, Madrid, Zurich, Munich, Londes y París, comentó que la banda de rock no haría cambios en su agenda.

El mánager de Phil Collins, quien se presentará en el Echo Arena de Liverpool el 2 de junio y después tendrá cinco fechas en el Royal Albert Hall de Londres a partir del 4 de junio, afirmó que estos conciertos continuarán. La banda de heavy metal Iron Maiden también se presentará de acuerdo a lo planeado en Cardiff el miércoles y en sus fechas del fin de semana en Londres.