AP | NOTIMEX
16 de julio de 2015 / 09:32 p.m.

México. — La Ciudad de México le dio el último adiós al cantautor guerrerense Joan Sebastian, cuyos restos recorrieron el jueves las principales avenidas de la capital en una caravana encabezada por su familia.

El convoy salió de las instalaciones de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), en el sur de la capital mexicana, donde horas antes sus colegas y amigos le rindieron un sentido homenaje a quien fuera uno de sus integrantes más activos desde su afiliación, el 18 de junio de 1974.

Ahí, José Manuel Figueroa acompañó a su padre por última vez en un escenario. Lo hizo arropado por el gremio de compositores de México, que durante años se convirtió en la otra familia del autor de "Tatuajes".

Caravana del adiós a Joan

Los restos del llamado "Rey del jaripeo", fallecido el lunes de cáncer a los 64 años, recorrieron las avenidas Universidad, Insurgentes y Paseo de la Reforma, tres de las arterias más importantes de la Ciudad de México, para luego hacer una parada en la Plaza de Garibaldi, conocida por sus grupos de mariachis, bandas de música norteña y tríos románticos.

La gente, en su mayoría tomada por sorpresa ante el paso del cortejo fúnebre, lanzaba aplausos y porras para despedir al creador de temas como “25 rosas” y “Tatuajes”.

"Gracias por las muestras de cariño y admiración hacia mi padre. Hemos decidido darle una despedida que exige el pueblo de México, la Ciudad de México, la gran Tenochtitlán; dar un recorrido con los restos de mi padre por sus calles más importantes, para toda la gente que se quiere despedir de él", dijo Figueroa a la prensa antes de partir con el cortejo fúnebre.

El también músico anticipó que el viernes realizarían una misa de cuerpo presente en el pueblo natal de su padre, Juliantla, y de ahí partirían a Taxco, en el estado sureño de Guerrero, una ciudad platera de fama mundial que nombró a una de sus calles "Joan Sebastian" y en ella colocó un busto del artista.

Después de recorrer avenidas del Distrito Federal, la carroza con los restos de Joan Sebastian, fue trasladado a Cuernavaca, Morelos.