6 de diciembre de 2014 / 06:06 p.m.

Managua.- El acordeonista mexicano Celso Piña y su ronda Bogotá fueron ovacionados por miles de jóvenes en una fiesta de cumbia en el "Zafarrancho 5.0" de la agrupación "La Cuneta Son Machine", en una plaza en Managua.

Acompañado de Pato Machete, la ronda de Bogotá creó un ambiente de "gozadera" y energía pura de miles de jóvenes moviendo caderas y hombros al ritmo de cumbias colombianas y canciones propias del "rebelde del acordeón".

Con manos alzadas y en movimiento, los fanáticos de las cumbias "rockera sobaquiada" -término popular para el baile con los brazos recogidos y moviendo como vuelo de aves- saludaron a "El Cacique de la campana".

"Vamos bailando, vamos gozando con Celso Piña en Managua". Con gran éxito y el aplauso del público, que pedían repitieran, el mexicano prometió "regresar" en nuevas oportunidades.

"La madre de todas las cumbias", bautizada así por el fallecido escritor colombiano y Premio Nobel Gabriel García Márquez, "Cien años de Macondo", fue aclamada por los jóvenes que no pararon de bailar.

Celso Piña recordó el momento que el autor de "Cien Años de Soledad", bautizó esa canción como "la madre de todas las cumbias" en un encuentro que sostuvieron en Monterrey. A gritos, los asistentes pedían la "Cumbia del río", "La cumbia poder" y la "Cumbia de la paz", con conocimiento pleno y gusto por la música del cantante, compositor y productor mexicano, quien dijo sentirse complacido con el ambiente en Managua.

El calor, el disfrute y el cariño en la capital nicaraguense, dijo, lo hicieron sentirse "como en casa" (Monterrey).

"Un grito bien machín" pedía y era correspondido por quienes disfrutaron de la cumbia sampusana, "El Tren" en un "zafarrancho" de alegría.

Pato Machete cantó, bailó y transmitió una inmensa energía a un público eufórico con una mezcla de cumbia, hip-hop y rock mexicano. Con una historia corta de mucho éxito, La Cuneta Son Machín ha creado su propia música con ritmos modernos con todas las expresiones populares con "el objetivo de inyectar en los jóvenes un fuerte interés a las raíces culturales de nuestro país".

Así se define la agrupación nacida en agosto de 2009 con un gran poder de convocatoria y con cumbias y sones populares han recuperado la música callejera que se ha mantenido viva a lo largo de décadas. Los "cuneteros" llenan plazas en los lugares donde se presenta a lo largo y ancho del país y la letra de sus canciones reflejan situaciones cotidianas con picardía y palabras con doble sentido. "Estamos identificados con la idiosincracia y la tradición popular de Nicaragua y Latinoamérica", afirman en su página web.

Incursionaron en canciones "chinameras-metaleras", una mezcla de cumba, corridos, sones, polkas, mazurcas tradicionales con ritmos modernos como rock, funk, pop y jaz, con una acogida extraordinaria en la juventud.

La banda está conformada por Carlos Luis "la Bujilla" Mejía en la marimba y timbales; Carlos "Frijol" Guillén, la voz líder; Ernesto "Matute" López en la batería, timbales y coros; Omar "El profesor" Suazo en la guitarra.

Además, César "El puma" Rodríguez en teclados; Augusto "El negro" Mejía en bajo y coros.

Además de sus éxitos "Amores del Internex" y "Que onda balanza, como te tranza la paz", presentó su reciente creación "El mondongo".

FOTO: Notimex

NOTIMEX