1 de junio de 2014 / 02:31 p.m.

México.- Con una velada romántica en el Auditorio Nacional, la cantautora mexicana Carla Morrison cerró con broche de oro su gira "Sin despedir", en donde promocionó su álbum debut "Déjenme llorar".

Durante dos horas, la ganadora del Grammy Latino estuvo emocionada con sus 10 mil fans, cifra proporcionada por los organizadores, a quienes agradeció constantemente por su apoyo y por corear cada una de las 18 canciones del repertorio.

Luego de la breve participación del cantante Jandro, el telón del escenario del llamado coloso de Reforma se abrió para mostrar a una banda musical conformada por un octeto de cuerdas, junto con su director y algunos músicos en la batería, bajo, trompeta, teclado y guitarra eléctrica.

El conjunto de músicos tocó por algunos minutos para darle la bienvenida a la anfitriona, quien lució su pelo suelto con una diadema y un atuendo claro con brillantes.

"Apagué mi mente" y "Eres tú" fueron las primeras melodías en sonar, y al término de esta última canción expresó: "gracias por venir y comprar su boleto, muchas gracias, sin ustedes no podría lograr nada.

"Traté de hacer un show que fuera lo más bonito posible, porque esto es para ustedes", añadió antes de interpretar "Me encanta" y "Tu manera de querer", un par de piezas para demostrar su talento con las percusiones al tocar el tambor de la batería.

"Esta soledad", "Duele" y "Falta de respeto" siguieron durante la velada y, aunque los asistentes permanecieron en sus asientos, las ovaciones hicieron vibrar el escenario.

La cantante contó a sus fanáticos que: "hace dos años y medio estaba en Tecate, Baja California, todavía viviendo con mi corazón hecho pedazos, nunca me imaginé que tanto dolor me fuera a traer tanta alegría".

"Todo lo malo que esté pasando en su vida es por un bien, siempre es por algo positivo y esta vez ustedes me hicieron mejorar a mí", expresó.

Después, la intérprete continuó con sus canciones de desamor como: "Suciedad", "Olvidé", "Maleza" y "Compartir".

Minutos después, Carla Morrison confesó el pánico escénico y los nervios que tenía al mirar tanta gente que acudió a disfrutar de su música, pero continuó con "Sin despedir", un canción que dedicó a un amigo.

Antes de una salida en falso, la cantautora mexicana cantó "Pajarito del amor", "Déjenme llorar", "Amor amor", cover de “El Príncipe de la canción" José José, a quien todavía no tiene, dijo, el privilegio de conocer, y siguió con "Lágrimas".

Con un cambio de 'look', ahora presumiendo una trenza y un vestido verde, Morrison concluyó con "Disfruto" y "Hasta la piel", momento que fue acompañado y aplaudido por los miles de fans que decidieron levantarse de sus asientos.

"Soy una chica a la que le rompieron el corazón, no tengo palabras para decirles que me hacen muy feliz, ojalá pudieran estar aquí para sentir lo que yo siento. Muchas gracias, buenas noches, los quiero mucho", expresó al despedirse de su público.

NOTIMEX