29 de enero de 2014 / 10:32 p.m.

Caracas.- El cantante colombiano Carlos Vives lleva varios meses sumido en un exigente ritmo de trabajo tanto por las labores de promoción de su último disco "Corazón profundo", como por su reciente elección como embajador de Coca-Cola de cara al Mundial de fútbol de Brasil, por lo que no resulta extraño que el artista ni siquiera haya tenido tiempo para encomendarse cada noche a Dios y ofrecerle sus plegarias.

No obstante, para compensar al Altísimo por haberse mantenido al margen de sus obligaciones como católico, el famoso cantautor no ha dudado en dirigirse a él a través de las redes sociales para pedirle disculpas y dedicarle sus logros.

"Dios mío, a veces no rezo porque me acuesto muy cansado, pero tú sabes que todo eso que me cansa tanto te lo dedico a ti", reza el mensaje que escribió en su perfil de Twitter y que, en pocos minutos, conmovió a buena parte de los seguidores de su cuenta.

Aunque finalmente se ha acordado de saldar cuentas con su faceta más espiritual, lo cierto es que el extrovertido intérprete ha tenido entre manos demasiados asuntos de importancia que han acaparado toda su atención, desde la nominación de su disco en los premios Grammy del pasado domingo hasta los problemas que está experimentando en la ciudad de Cartagena para construir un restaurante que le tenía muy ilusionado.

Agencias